- Publicidad -
miércoles, febrero 1, 2023

Flagelo social

las más vistas

Patricia Pérez

El sub director del hospital provincial materno infantil Nuestra Señora de la Altagracia, en Higüey, dijo que durante el periodo de enero a diciembre del año 2022 el hospital recibió 2,113 casos de adolescentes embarazadas.

HIGÜEY. El hospital provincial materno infantil Nuestra Señora de la Altagracia, en Higüey, cuenta con un programa para brindarles ayuda a los adolescentes. Dicho programa recibe
el nombre de Unidad de Atención Integral para Adolescentes. El sub director de ese centro de salud, Francisco Rodríguez Reyes, señaló que uno de los problemas más comunes que enfrenta esa Unidad es el embarazo en la adolescencia.

Refirió que las estadísticas demuestran que durante el periodo de enero a diciembre del año 2022, el hospital recibió 2,113 casos de adolescentes embarazadas.

El doctor Francisco Rodríguez dijo que, si los padres tuvieran más cuidado con la adolescencia de una niña, este tipo de situaciones no sucederían tan a menudo. Mencionó que el problema está en el desarrollo.

Explicó que los padres no se dan cuentan cuando las adolescentes están en desarrollo. Dijo que no les hablan “las cosas de adulto como deben ser”.

Especificó que es una transición que debe ser supervisada de manera inteligente por los padres, madres o tutores. También dijo que “la sociedad dominicana y en especial en la mujer higüeyana tenemos una alta incidencia de embarazo en la adolescencia”.

El galeno refirió que “en el área de adolescentes la mínima situación que ocurra de efecto o de falla, nosotros le ponemos la mayor atención posible, porque entendemos que afecta orgánicamente y psicológicamente la vida de ellos”.

Según Rodríguez las edades más comunes de los casos de embarazo en la adolescencia que se presentan al hospital materno son de 14 a 19 años. El sub director especificó que los casos de 14 años son más comunes de lo que la gente piensa.

La Unidad de Atención Integral para Adolescentes de ese centro hospitalario ofrece orientaciones sobre las enfermedades de transmisión sexual y charlas, las cuales son impartidas en los distintos centros educativos. Incluso les facilitan las pastillas
anticonceptivas, y a su vez el programa se trata de que se conozcan a sí mismos como adultos y orientarlos sobre su proyecto de vida en un futuro.

PERFIL DE LAS MADRES ADOLESCENTES

Convertirse en madre a temprana edad trae consigo múltiples consecuencias, que van desde el impacto tanto a la salud de la madre como a la economía de la familia. En muchas ocasiones esas adolescentes tienen que desistir de sus estudios.

Éstas toman la decisión de no emplearse y se dedican al trabajo en el
hogar. Las estadísticas demuestran que el 46.1% de las adolescentes embarazadas en este país viven en pobreza extrema

La doctora Lisset López, encargada del departamento de Adolescentes del hospital materno infantil Nuestra Señora de la Altagracia, en Higüey, asegura que solo un 2% de las adolescentes llega al programa a darse las debidas atenciones para evitar el primer embarazo.

La doctora destacó que las edades más comunes de los casos que recibe en el hospital son de 15 a 18 y un menor rango de 12 a 14 años de edad.

Dijo que el principal motivo para que una menor de edad quede embarazada es la situación de ser vulnerable y descuidada por sus padres. Puso por ejemplo a niñas que se quedan solas en casa y no cuentan con la debida orientación de sus padres. Señaló que
los depredadores identifican cual puede ser su presa.

Especificó que una niña de 16 años es muy vulnerable y que regularmente son adultos los que las agreden. También mencionó que esa situación no está teniendo la debida atención, para que esos adultos que vulneran esas niñas sean llevados a la justicia y obtengan un régimen de consecuencia sobre lo que hacen.

Explicó que los padres se conforman con que las menores sean mudadas y suplirles algunas necesidades, considerando así que ya le pagaron a esa niña. Dijo que lamentablemente mientras se tenga ese concepto habrá muchos embarazos en las adolescentes.

CASOS ESPECIALES

Los casos que recibe la Unidad de Atención Integral para Adolescentes por violación son remitidos a la Fiscalía y en algunas ocasiones la Fiscalía los envía al hospital. La doctora López especificó que el concepto que tienen las personas de violación es cuando sujetan a una mujer para tener relaciones sexuales a la fuerza, pero que la realidad es que: violada es toda niña menor de 16 años que sostiene relaciones sexuales con un adulto.

La misma enfatizó que tiene pacientes menores de edad casadas con militares. Expresó que dichas autoridades se sienten apoyadas por los padres de la menor. “Si las personas llamadas a hacer cumplir la ley opinan de esa manera, imagínese usted”, expresó Lisset López.

Uno de los casos más alarmantes que ha recibido la Unidad de Atención para Adolescentes es el caso de una madre que prostituía a su hija de 12 años, la cual quedó embarazada.

La doctora dijo que no tenían pruebas suficientes para someter a la madre, pero el violador fue sometido a la justicia y la menor se quedó bajo la atención de Consejo Nacional para la Niñez y la Adolescencia (Conani). Dijo que es un tema social muy profundo y hasta que el Estado no se empodere de verdad, el embarazo en la adolescencia seguirá en aumento. Hizo mención de las adolescentes que desertan de la vida escolar. Dijo que deben de permanecer en un hogar para poder mantener al bebé, e incluso a ellas misma. Sostuvo que son muy pocas las que salen adelante.

Enfatizó en que “el factor principal que influye en nuestro país para que crezca la alta taza de embarazo en la adolescencia es la educación, junto a la pobreza extrema, y no ven otra opción que irse de sus hogares”. La doctora también explicó que deberían implementar instituciones en los distintos sectores más vulnerables de Higüey, como casas donde se les enseñe oficios donde no tengan que recorrer una gran distancia. “Pienso que si en cada sector hubiese algo donde ellas puedan aprender un oficio, que puedan utilizar la mente en otra cosa y ver que sí pueden salir adelante, disminuiría muchísimo la taza de embarazo en adolescentes”, manifestó la galeno.

SALUD DESPUÉS DE DAR A LUZ

El organismo de una adolescente no está lo suficientemente preparado para la maternidad, por lo que el cuello de su matriz se hace más vulnerable al cáncer. Los huesos ya no le
crecen y el factor psicológico es más complejo.

Al igual que, cuando tienen al niño no lo saben educar, los maltratan y luego pasa a ser un círculo vicioso. La doctora especificó que los estudios han demostrado que la mayoría de los delincuentes son hijos de madres adolescentes.

También hizo énfasis en que en los centros educativos se debería orientar mejor a las adolescentes para no tener el segundo embarazo, pero la realidad es otra. Dijo que en los
centros educativos en los cuales son impartidas las charlas, las autoridades de la escuela les advierte que no puede hablar de planificación familiar ni métodos anticonceptivos. Dijo que debería ser una materia del currículo escolar.

- Advertisement -

Artculos Relacionados

- Advertisement -

Ultimos Artículos

A %d blogueros les gusta esto: