martes, mayo 28, 2024
InicioVariedadesCómo se previene un infarto

Cómo se previene un infarto

Génesis Pache / gpache@editorabavaro.com

Doctor Justo Colunga Santos.
Doctor Justo Colunga Santos.

BÁVARO. Un infarto es un evento súbito que obstruye la circulación coronaria, que son las arterias que llevan el oxígeno al corazón y puede llevar al paciente a la muerte.

El doctor Justo Colunga Santos, cardiólogo e intensivista del Centro Medico Punta Cana, explica que el nombre de ataque cardiovascular es más usado por la población, pero que no es un nombre de terminología médica, sino que lo correcto es infarto.

Los dos tipos más frecuentes de infartos son: el infarto agudo de miocardio, que es cuando se obstruye totalmente la arteria y no le llega oxígeno a una parte del corazón, y la angina de pecho inestable, o como la gente le dice pre-infarto, que es cuando no se obstruye totalmente la arteria, sino que hay un estrechamiento, pero todavía sigue pasando un poquito de sangre.

CAUSAS DEL INFARTO Y FACTORES DE RIESGOS

â??La causa principal en más del 90 por ciento de los casos es por obstrucción de una de las arterias que llevan el oxígeno al corazón. La obstrucción se produce por un trombo. O sea, que se forman coágulos o depósitos de grasa y eso va estrechando la arteria hasta que se obstruye y no pasa la sangre que lleva el oxígeno a esa parte del corazónâ?, asegura Colunga.

Manifiesta que esto no les ocurre a todas las personas. Por ejemplo, alguien que sea sano, que haga ejercicios y que tenga unos 20 años, es muy difícil escuchar que le dio un infarto. Es por esta razón que advierte la existencia de varios factores de riesgos a tomar en cuenta.

â??El infarto cardiaco no es común en gente joven, pero hoy en día los factores de riesgos están aumentando y los jóvenes no se cuidan, y por eso es que se está viendo cada vez más frecuente el infarto en personas relativamente jóvenesâ?, señala.

Dentro de estos factores de riesgos destacan: fumar, ingerir grasas (el colesterol y los triglicéridos); la presión alta o hipertensión arterial, personas que padecen de la presión alta y no toman el tratamiento; la diabetes (azúcar en sangre); factores genéticos o hereditarios; sedentarismos o personas que no hacen ningún tipo de actividad física; la obesidad y la mala alimentación

CONSECUENCIAS DE UN INFARTO

Colunga señala que una persona que sufre un infarto cardiaco puede morir en ese episodio. El infarto produce una serie de desbalances en el corazón, y lo más peligroso es que a veces se dan las arritmias cardiacas o trastornos en el ritmo del corazón, que pueden llegar a producir un paro cardiaco, que es lo más peligroso, sobre todo, en las seis primeras horas.

â??Hay estudios que demuestran que hasta la mitad de los pacientes con infartos pueden llegar a hacer una muerte súbita en las primeras seis horas por arritmias cardiacas, si no lo llevan rápidamente a un centro médico y le dan el tratamiento adecuadoâ?, agrega.

Si la persona no muere, siempre va a tener una secuela en su corazón, que puede llevar a una insuficiencia cardiaca. O sea, que le falte el aire cuando camine, y si no corrige los factores de riesgo podría volverle a dar un infarto, que es más peligroso aún.

¿QU� HACER?

El síntoma más frecuente de un infarto es el dolor, que el paciente lo define como una apretazón u opresión en el mismo centro del pecho, con una sensación de muerte inminente. El dolor se puede correr hasta el cuello, hasta la mandíbula y al brazo izquierdo.

El dolor es muy intenso y se puede acompañar de mucha sudoración; puede dar vómito y sensación de falta de aire. Lo primero que debe hacer el paciente es acudir al médico, aplicarle el tratamiento más moderno que haya y darle un seguimiento con el cardiólogo. Colunga señala que, sin embargo, realmente esa no es la solución. Por eso aconseja que la solución está en la prevención, y recomienda a la juventud que eviten los factores de riesgos antes mencionado.

Génesis Pache
Génesis Pache
Licenciada en Comunicación Social, mención periodismo. Egresada de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD). Apasionada por la lectura y amante de todo lo creado por Dios.