Conoce hábitos que te ayudarán a tener más energía física y mental 

0
92

PUNTA CANA, RD. Cuando se habla de hábitos que favorecen a mantener una buena salud se hace referencia a un estilo de vida sana. Aquí es importante citar que para la Organización Mundial de la Salud (OMS) la salud es “un estado de completo bienestar físico, mental y social”. No tiene que ver sólo con las enfermedades propiamente dichas, sino que es un conjunto de cosas que tienen que estar equilibradas.

Por eso, antes de realizar cualquier cambio en tu rutina será clave que puedas consultar con un especialista médico que pueda asesorarte sobre lo más conveniente en tu caso. 

Ahora sí, veamos algunos ejemplos para ayudar a mantener la energía física y también mental.

1- Llevar a cabo una dieta equilibrada
Mantener una alimentación saludable no sólo tiene que ver con una cuestión estética sino con el fin de mejorar la salud, sentirse con más energía física y mental, así como también estar de mejor humor. 

2- Realizar ejercicio físico

Hacerlo de forma equilibrada, al menos tres veces por semana o en lo posible todos los días, 45 minutos es clave. Y realizar ejercicio no sólo implica ir al gimnasio o exigir los músculos: caminar también se considera como actividad física.

3- Descansar correctamente

Muchas personas en el último tiempo sostienen tener problemas para conciliar el sueño. Esto muchas veces no sólo tiene que ver con no poder parar de pensar, sino también con el uso de los aparatos tecnológicos.

4- Actividad social

Además, las relaciones sociales son uno de los aspectos fundamentales para la salud del ser humano, ya que favorece el estado de ánimo y la voluntad de realizar diversas actividades. Por eso, mantener reuniones con amigos y familiares será clave.

5- Saber enumerar prioridades
Para lograr un equilibrio físico, psíquico y emocional es necesario mantener la mente sana y eso muchas veces es complicado debido al estrés, el cansancio, la ansiedad y las desilusiones laborales y personales. Esto muchas veces tienen que ver con la sobrecarga de actividades y con no saber estipular prioridades y querer estar en todos lados.

Por eso, es necesario tener en claro cuáles son los proyectos que cada uno tiene, cuáles son los lugares y las personas que suman y cuáles no. En el caso de no poder lograr el equilibrio mental que tanto se busca se puede contactar algún profesional de la psicología que ayude a guiar el camino.

Fuente: telva, National Institutes of Health, ONU.