domingo, mayo 19, 2024
InicioEditorialRequiem por la parroquia San Dionisio

Requiem por la parroquia San Dionisio

La parroquia de San Dionisio, con 502 años de historia en sus paredes e interior, es una de las más antiguas de toda la República Dominicana y templo que tuvo el privilegio de ser la sede de la imagen bendita a de Nuestra Señora de la Altagracia, Madre y Protectora del Pueblo Dominicano, hasta que fue trasladada al nuevo santuario, hoy Basílica Menor.
Pero más aún, el templo religioso fue también la sede de la Catedral de la Diócesis de la Altagracia. Este monumento conforma quizás el principal, además de la Básica de Higüey, de una serie de estructuras histórico-religiosas con la que cuenta el municipio de Higüey como lugares complementarios que son vendidos en paquetes internacionales a visitantes de todo el mundo. Sin embargo, esa parroquia, como el Pozo de la Virgen, que necesita restauración y protección; la Cruz del Perdón al frente del templo, el Sagrado Corazón de Jesús, en el centro del parque y el lugar donde apareció la imagen de la virgen, el Naranjo y que lamentablemente no están con toda la dignidad que requieren.
La parroquia San Dionisio está cargada de historia, una de ellas, muy singular, es saber que el reloj fue donado por Agustín Guerrero, en 1896, hace ya 118 años y que la pieza aún ofrece la hora, aunque de manera precaria, por el paso de los años. Este monumento histórico, que debería estar siendo preservado como patrimonio, luce un desgaste en sus entornos exteriores e interiores, sucio y descuidados, convirtiéndose en la primera imagen de impresión que ven los visitantes nacionales e internacionales, cuando incluyen a Higüey dentro de la ruta.
Se supone que el proyecto de reparación de la parroquia San Dionisio está en manos de la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (OISOE), pero que hasta ahora no han ofrecido un informe en torno al proceso a seguir para restaurar esa infraestructura. Ya lo dice el padre César Guerrero y con justa razón, que esa parroquia es un monumento nacional, que representa para Higüey no sólo una parte religiosa, sino histórica y cultural, siendo esa estructura arquitectónica las más antiguas en toda la zona del Este del país.
Las autoridades de los gobiernos Central y Municipal deberían echar un mirada hacia la parroquia San Dionisio, pues urge y se hace necesario que esa arquitectura centenaria sea remozada y puesta a nivel que merecen ser exhibidos los monumentos históricos.  La Iglesia San Dionisio, patrimonio cultural de la provincia La Altagracia, demanda ser intervenida y acondicionada con urgencia.