sábado, junio 15, 2024
InicioColumnistasRincón histórico: ¿Qué has oído de Pedro Livio?

Rincón histórico: ¿Qué has oído de Pedro Livio?

Rincón histórico: ¿Qué has oído de Pedro Livio?

Antonio Cedeño (Macho) | machocedeno@hotmail.com

La muerte de las hermanas Mirabal produjo una gran conmoción en Pedro Livio Cedeño Herrera, llegó frenético a la farmacia. Papá estaba preparando una pomada Mi Cutis, que había inventado para paños y herpes, Pedro Livio, vestido con un traje gris con rayas blancas, le espetó una vez en el centro del edificio: ¿supiste que mataron a las hermanas Mirabal? Mataron tres mujeres indefensas, ¿cuándo se acabará esta vaina? Mi padre le aconsejó tomar las cosas con calma que la dictadura estaba agonizando, que esos eran los síntomas de su muerte. ¡Ojalá sea verdad Rolando!

El silencio reinante en el pasillo de la muerte, este nombre me fue recordado por el héroe y mártir de las Manaclas, Teófilo Barreiro Rijo, que al estar casado con Mimí Rijo, me decía primo, recordándome que él estuvo allí. El verdugo entró y se dirigió a la celda de Huáscar Tejeda ordenándole: ¡salga! Huáscar obedeció la orden, saliendo al pasillo donde nos encontrábamos. Las señales del imperio trujillista en decadencia se notaba en su cuerpo desnudo lleno de cardenales, por donde se escapaba la sangre coagulada, de unos y de otros, sangre y agua, a través, de las vértebras y el pecho. Las manos atadas hacía delante por dos esposas de metales relumbrantes, sus plantas de los pies incapaces de sostenerlo, lo obligaban a usar el dorso de los mismos, mostrando la crueldad de sus torturadores, los testículos inflamados, daban cuenta de que el bastón eléctrico había sentado su espíritu de malicia para afectarles tan vitales órganos sexuales; como si sintieran envidia por sus opulencias sexuales pasadas.