sábado, mayo 18, 2024
InicioColumnistasRincón histórico: ¿Qué has oído de Pedro Livio?

Rincón histórico: ¿Qué has oído de Pedro Livio?

Rincón histórico: ¿Qué has oído de Pedro Livio?

Antonio Cedeño(Macho) | machocedeno@hotmail.com
Altagracia Herrera, estaba casada con don Lucas Castillo, de quien se había separado, después del nacimiento de Marino Lucas Castillo Herrera, y quien muere algunos años después. Siendo criado por Manuela Herrera, la madre de Pedro Rolando Cedeño, quien con la ayuda económica, de este y la participación económica de Marino, Pedro Livio y Rolándito, ya que estos trabajaban como ayudantes de farmacia y de la tienda de tejidos y provisiones, de nombre Cedeño y Pouerie C por A, logrando salir airosos, Marino Castillo, recibió el apoyo de su tío Rolando, pues su padre había perdido la generosidad paterna al nacer, y la tía Altagracia, como Rolando su padre de crianza se opondría, porque no se usaba someter a los padres por la ley 1051, esa ley- no existía, para que dieran de comer a sus hijos y que la tía abuela â??Manuela Herrera- -Nana- no permitía esas nimiedades, por lo tanto hay que colegir que si no le daba alimentos a su hijo biológico, mucho menos recibirían sus hijos jurídicos, todo eso a pesar de que era considerado un hombre de bien que hacía de Juez de Paz, durante muchos años, cuando Higüey, se dormía, entre las inclemencias del tiempo, y los brazos del atraso. Marino Lucas Castillo, hizo sus cursos primarios en la escuela de la señorita Celina Pilier, luego aprendió farmacia y la cura practica de la medicina con el doctor Celio Struch- y su tío Pedro Rolando Cedeño Herrera, fue nombrado practicante en el Batey Lechugas, perteneciente al Central Romana, Corporation donde duró muchos años.]]>