viernes, mayo 24, 2024
InicioColumnistasCON ESTILO / El arte de estar de pie

CON ESTILO / El arte de estar de pie

Alma Julián.
Alma Julián.

Alma Julián / alma.julian@gmail.com

Cuando asistimos a una fiesta o evento, es habitual estar de pie y tener que pasar un determinado espacio de tiempo en una misma postura. Si es un cóctel, inauguración, una exposición o un acto similar, será más el tiempo que estará de pie que sentado.

Estar de pie es una postura que no siempre sabe mantener de forma correcta todo el mundo. Hay personas que no saben estar de pie sin apoyarse en la pared o en el mueble más cercano, esto no es correcto. Una persona que sabe estar de pie está erguida, los hombros rectos, los pies juntos, con las puntas de sus zapatos ni demasiado abiertas ni demasiado cerradas, los brazos ligeramente pegados al cuerpo, pero sueltos, no caídos y las manos siempre a la vista.

No es correcto tener las manos dentro de los bolsillos y menos, cuando está hablando con alguien. Se recomienda cambiar ligeramente de postura cada cierto tiempo para evitar el cansancio de los músculos, cambiando de postura con discreción sin que apenas se note, con pequeños movimientos de sus brazos y piernas, equilibrando y compensando el peso de su cuerpo con pequeñas flexiones de las rodillas, girando y moviendo ligeramente sus pies o simplemente, caminando un poco para desentumecer sus músculos. Hacer gestos y emitir suspiros que demuestren cansancio o den sensación de incomodidad, no es permitido.

Otra solución para evitar el cansancio de las piernas y la espalda es darse un pequeño paseo o estirar las piernas, es un ejercicio que activa la circulación y es una forma muy elegante de cambiar de postura de forma natural.

¡Hasta la Próxima!