lunes, mayo 27, 2024
InicioColumnistasCarolin De la RosaBitácora de una odontopediatra

Bitácora de una odontopediatra

¿Cómo van las metas del 2022?

Los inicios de año nos inyectan una energía de querer conquistar el mundo, cambiar aquello que en 365 días nos atormentó. Es buena aprovecharla siempre y cuando venga acompañada de consistencia, metas alcanzables, y un plan para ejecutarlas.

La salud debe ser una de las áreas primordiales para incluir. Y aunque me enfocaré en la salud bucal, la salud general es igual de importante. Agendar estudios pendientes, analíticas, revisar los lentes, son iniciativas valiosas para iniciar el 2022. Estando ya a principios del segundo trimestre del año, y mirando atrás, ¿qué has alcanzado?

En el aspecto bucal, es importante retomar esos temas pospuestos por la pandemia y la situación económica. Ahora que podemos ver la luz económicamente hablando, podemos recordar que las enfermedades dentales no se curan solas, por el contrario, se vuelven procesos crónicos y siguen avanzando complicándose y conllevando un mayor esfuerzo económico por la complejidad del tratamiento.

Enero fue el momento de aprovechar ese impulso de año nuevo para evaluar o reevaluar la necesidad de braces, una nueva evaluación de la condición de esos terceros molares que sabes qué hay que extraer, ese espacio y condiciones para poner el implante en ese diente que te hace falta hace años. Si aún no lo has hecho, puedes retomar en el segundo trimestre del año.

Te puede surgir la duda de como una enfermedad dental se puede complicar y a la vez costarte más completarla, solo por haber postergado el tratamiento 1 año. Te pondré un ejemplo: la limpieza dental tiene un valor de X. Se recomienda cada 6 meses. Pero tú vas a los 2 años. Al llegar pasado todo este tiempo, tus encías están inflamadas, rojizas y sangrantes. Ahora la limpieza necesaria es profunda y vale XX. Digamos que esperaste más tiempo. Confiesas que no te acuerdas cuándo fue la última vez que te vio un dentista. El doctor, empieza a notar dientes flojos así que indica una radiografía que tiene un valor de X. La limpieza profunda vale XX y como se ve en la radiografía que las bacterias de las encías pasaron al hueso y lo están reabsorbiendo (periodontitis), ahora debe evaluarte un periodoncista (especialista en encías y tejidos de soporte) y realizar un plan de tratamiento para detener la movilidad de los dientes y la pérdida de hueso. Posiblemente este tratamiento valdrá XXXX. 

Los dientes pueden verse pequeños, pero son poderosos. Pueden verse muchos, pero cada uno es importante y cumple una función particular. Algunos de los dientes pueden ser poco visibles, pero se nota cuando faltan.

Si pudieras mejorar algo en tu boca, si pudieras incluir una meta para mejorar tu salud bucal ¿cuál sería? 

Artículo anterior
Artículo siguiente