Sé feliz pero no tanto

0
255

Las alegrías pueden desencadenar un síndrome, con síntomas similares a los de un infarto.

El mismo es llamado «síndrome del corazón feliz» también conocido como Takotsubo o «síndrome del corazón roto» que se identificó por primera vez en 1990.

Sin ser un infarto, el síndrome tiene los mismos síntomas que un ataque al corazón: dolor en el pecho y falta de aire.

Sin embargo, y a diferencia del infarto, este trastorno, con o sin medicación, suele solucionarse en unas dos semanas sin dejar ninguna huella en el músculo.

Porque en este caso la alteración que se produce es distinta.