Cómo ser rubia sin que sufra tu cabello

0
52

PUNTA CANA, RD. Daniela Yegres, experta en cuidado capilar y makeup artist, opina que a aquellas personas que son de cabello negro u oscuro profundo por naturaleza, por lo general, no les lucen bien los rubios platinados, o demasiado claros, y además, se les hace difícil alcanzar esos tonos en una sola decoloración y sin hacer sufrir demasiado al cabello. Lo mismo ocurre con quienes ya tienen el cabello teñido en negro y otros colores oscuros. “El estilista que dice que no lo puede hacer está siendo responsable y cuidando la cosmeticidad capilar, y lo que busca entonces es brindar alternativas de luz para el cabello y llevarte poco a poco a tonos más claros”.

La experta agrega que quienes tienen cabello castaño medio naturalmente pueden ir a rubios -como el de Barbie- de forma mucho más sencilla y sueñen quedarles mejor sobre todo cuando se van decolorando paulatinamente.

Y es que son muchos los factores que intervienen en la selección adecuada del color y de la técnica a utilizar. De hecho, si nos ponemos a revisar referencias, podemos darnos cuenta de que el rubios de Margot Robbie no es igual al de Beyoncé y ambas se ven muy bien, porque cada una tiene el tono adecuado para sus rasgos, color de ojos y tono de piel.

Otra observación importante que se debe tener en cuenta para pasar a los rubios sin que el cabello sufra es el estado del cabello. Esto es prácticamente una contraindicación: quienes tienen el cabello cansado, maltratado, reseco o con puntas abiertas, no deberían someterse a estos procedimientos hasta que no se recuperen porque la decoloración puede empeorarlo. En esta materia el tiempo y la paciencia son esenciales porque los mejores resultados se dan cuando se ha trabajado progresivamente.

Con relación al cuidado, el rubio también implica mayor dedicación sobre todo cuando son más claros y fríos. “Una vez que tienes experiencia con decoloración, los tratamientos de cuidado capilar deben ser mucho más minuciosos y debemos ser mucho más responsables, tener hidratación constante y mantener la humectación, que son dos términos distintosEl primero es aportar agua, el segundo es aportar lípidos para mantener dentro el agua”, dice Yegres.

Además, la educadora de belleza dice que hay que sumar un paso de cuidado adicional, que es la nutrición, que consiste en reponer a la fibra capilar por dentro lo que perdió en el proceso de decoloración, es decir, proteínas, queratina y puede estar sensibilizado.