Amor dorado: 55 años tejidos en un lazo de amor, respeto y comprensión

0
1128

HIGÜEY. Se conoce como «boda de oro» a la celebración que marca el 50 aniversario de matrimonio de una pareja, simbolizando el compromiso al amor y al respeto que han guardado durante cinco décadas. La honestidad, la comunicación y el respeto han sido la clave para mantener la unión familiar entre Cesar Bartolo Rosario, de 82 años, y Normalina González, de 69 años, quienes llevan casados 55 años. «Ella era mi vecina y siempre pasaba por mi casa con 14 años. En ese entonces yo tenía 27 años, me enamoré de ella y desde ese día hasta hoy hemos sido un matrimonio feliz, con dificultades como todos, pero siempre firmes», manifestó Cesar.

Un matrimonio pasa por diferentes etapas que componen su ciclo vital familiar. La primera etapa es la composición de la familia, seguida por el desarrollo con hijos pequeños, luego los hijos adolescentes y, finalmente, la etapa del nido vacío y la vejez. «Cuando una pareja alcanza los 50 años juntos, es un momento en el que deben reencontrarse, ya no tenemos hijos, solo quedamos tú y yo en este nido vacío, por lo que debemos redescubrirnos», explicó Jerimar Cedano Santana, psicóloga clínica y maestrante en términos de terapia familiar y de pareja.

Después de casarse, Cesar y Normalina han sido novios en muchas ocasiones. Siempre han sido tolerantes el uno con el otro, a pesar de ser polos opuestos, ya que Cesar es muy cómico y Normalina es muy seria, pero juntos se complementan, reveló Lujersy Berroa, nieta de ambos. «Lo que más me gusta de Bartolo es su sentido del humor; él tiene un chiste para todo, siempre tiene una sonrisa y eso fue lo que me enamoró de él hace 55 años atrás», expresó Normalina.

La unión matrimonial después de los 50 años debe reinventarse y realizar cosas que antes no hacían debido a cuestiones de trabajo o falta de tiempo. Esto crea nuevos vínculos y ayuda a fortalecer el nido familiar. «La clave para las parejas no es buscar la perfección ni ser la mejor pareja, sino ser un gran equipo y tener comunicación y comprensión, que es lo más importante», puntualizó Jerimar Cedano.

Jerimar Cedano ofrece algunas técnicas para mejorar la comunicación entre parejas, como el método del pañuelo, donde uno de los dos tiene los ojos vendados y el otro lo guía por la casa; el método de la mesa, que consiste en tres rondas donde cada uno tiene cinco minutos para hablar, expresar su enojo y cómo se sintió, y luego buscar posibles soluciones al conflicto; y el método de la vela, que ayuda a abordar el tema sexual, consistiendo en encender una vela y estar desvestidos con la vela en medio mientras se empieza a comunicar sobre el conflicto.

En resumen, la boda de oro de Cesar y Normalina es un testimonio del amor, la comunicación y el respeto que han mantenido durante más de cinco décadas de matrimonio. Su historia inspira a otras parejas a trabajar en fortalecer su unión a través de la comprensión y la comunicación efectiva.