viernes, junio 21, 2024
InicioVariedades92% de lectores aseguran que la Biblia ha transformado...

92% de lectores aseguran que la Biblia ha transformado su vida

PUNTA CANA, RD. Más del 90 por ciento de los estadounidenses que leen la Biblia dicen que su mensaje ha transformado sus vidas, según una nueva investigación de la Sociedad Bíblica Americana que también reveló que las Escrituras tienen un impacto positivo en muchos no lectores.

El estudio encontró que el 92 por ciento de los lectores de la Biblia – definidos como aquellos que leen las Escrituras tres o cuatro veces al año aparte de la iglesia – aseguran que “el mensaje de la Biblia ha transformado mi vida”. “En última instancia, el uso de la Biblia no se trata sólo de abrir un libro o una aplicación”, afirma un análisis de la Sociedad Bíblica Americana. “Se trata de interactuar con Dios. Y cuando la gente se conecta con Dios en las Escrituras, sus vidas cambian, sus actitudes cambian, sus valores cambian”.

Sorprendentemente, el 38 por ciento de los no lectores de la Biblia también están de acuerdo con la afirmación de que “el mensaje de la Biblia ha transformado mi vida”, según la investigación. El 38 por ciento equivale a unos 60 millones de personas en los Estados Unidos que dicen no leer la Biblia, aunque ésta les haya impactado, dijo la Sociedad Bíblica Americana. “Algunas de estas personas asisten a la iglesia ocasionalmente y podrían recibir el mensaje transformador allí”, dice el informe. “Otros pueden haber sido transformados por la Biblia en experiencias pasadas, aunque aparentemente han dejado de leer la Biblia personalmente.

Tal vez algunos tengan un amigo o familiar que les hable de la verdad bíblica”. “En cualquier caso, es sorprendente que una parte tan considerable de los que no leen mucho la Biblia digan que han sido transformados por ella”, añade el informe. El informe también preguntó a los usuarios de la Biblia sobre sus métodos de lectura de las Escrituras. Alrededor de la mitad (48%) dijo que leía algunos versículos a la vez. Le siguen: la lectura de pasajes “según mi estado de ánimo” (40%), la lectura de capítulos o historias completas (32%), el uso de un horario, plan o programa (26%) y la lectura a la misma hora cada día (22%).