Reino Unido subraya la necesidad de reducir la dependencia de gas y petróleo de Rusia

0
98

LONDRES (DPA). El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, ha subrayado este martes la necesidad de reducir la dependencia de gas y petróleo de Rusia, en el marco del conflicto desencadenado por la invasión rusa de Ucrania.

Johnson ha recibido a su homólogo húngaro, Viktor Orbán, en una reunión cuyo eje ha sido el deterioro de la situación en Ucrania, por lo que ambos líderes han condenado las «abominables» acciones de Rusia en el país y han coincidido en la necesidad de que el presidente ruso, Vladimir Putin, cese esta «bárbara» campaña.

El ‘premier’ británico ha abordado con Orbán los planes de Londres para endurecer las sanciones contra Rusia y tomar estas medidas más rápido, tras lo que le ha trasladado que cree que es «clave» que Reino Unido y Hungría trabajen juntos para hallar la forma de reducir la dependencia de gas y petróleo de Rusia.

Asimismo, ambos han destacado que las acciones «desestabilizadoras» de Rusia en Europa han de ser contrarrestadas, para lo que Reino Unido y Hungría deben profundizar en el campo de la resiliencia cibernética, según un comunicado difundido por la oficina de Johnson.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, ha dicho a Europa este martes que es «imperativo» que deje de depender de la energía que importa desde Rusia, especialmente en el marco de la guerra en Ucrania.

En este contexto, el Gobierno de Estados Unidos prohibirá la importación de petróleo y gas procedente de Rusia como represalia por la ofensiva militar lanzada sobre Ucrania, en un movimiento que Washington venía anticipando desde hace varios días y que por ahora no tendrá reflejo en la Unión Europea, dividida en torno a este punto.

Estas informaciones se conocen después de que el canciller de Alemania, Olaf Scholz, reconociera el lunes la importancia del suministro energético de Rusia a Europa, mientras la comunidad internacional valora ampliar en estos términos las sanciones impuestas a Moscú. Esta una de las razones por las que la energía se ha quedado fuera de las baterías de sanciones impuestas por Europa.