lunes, mayo 27, 2024
InicioSin categoríaMujeres al Timón: Marleni Carter

Mujeres al Timón: Marleni Carter

SAN PEDRO, RD. Algunas mujeres destacadas en la actualidad han logrado posicionarse en sus áreas de trabajo y obtener reconocimiento y participación significativa en sus respectivos campos. Esto incluye a mujeres que han alcanzado posiciones destacadas en la medicina, como cirujanas y especialistas en enfermedades crónicas.

Estas mujeres han demostrado su capacidad para romper barreras y superar obstáculos, convirtiéndose en un modelo a seguir para otras mujeres que buscan lograr un éxito similar.

Tal es el caso de la doctora Marleni Carter, mujer creyente en Dios, madre y luego médico en Rehabilitación y Medicina Física desde hace ocho años, los cuales lleva rehabilitando a hombres, mujeres, niños y niñas con discapacidades físicas, ya sean adquiridas o congénitas.

La fisiatria es la rama de la medicina que atiende dolencias físicas y la rehabilitación del paciente. Siendo esto de gran satisfacción para Carter Rey, ya que es indescriptible su regocijo cuando logra que las personas se reintegren a la sociedad sin importar la discapacidad que padezcan.

Hasta ahora, el hecho de ser mujer no ha representado obstáculo para Carter, ya que actualmente ocupa los puestos de fisiatra en la Asociación Dominicana de Rehabilitación de El Seibo y Rehabitec JM de San Pedro de Macoris. Ser mujer, no le impedido que se traslade a Higuey, La Romana y Hato Mayor a ofrecer apoyo cuando le han solicitado.

Asume que el rol de la mujer en la sociedad desde la medicina es trascendental e imparable, porque la mujer tiene la capacidad de obtener lo que se proponga aún por encima de las barreras.

Pone como ejemplo su vida, ya que siendo madre soltera, tuvo que separase de sus dos hijos para estudiar en la Universidad Católica Madre y Maestra y posteriormente, hacer la especialidad en el Hospital Universitario José Maria Cabal y Báez.

Explica que actualmente, en la sociedad dominicana la discapacidad abunda más en hombres que en las mujeres, por el trabajo forzado que deben realizar, siendo los diagnósticos más abundantes, cervicalgia, dorsalgia y lumbalgia, muchas veces por los trabajos forzados y la falta de ejercicios.

Ha tenido que enfrentar momentos dolorosos junto a sus pacientes, ya que la mayoría de estos, al adquirir o nacer con discapacidad, muchas veces caen en depresión al tener que enfrentar la vida diferente al resto de la sociedad y muchas veces abandonados por sus familiares, lo que quita la motivación a rehabilitarse.