Expertos comparten consejos a madres solteras que buscan estabilidad económica

0
254

PUNTA CANA. En la actualidad, es común que las mujeres tengan uno o varios hijos sin tener una pareja o cónyuge a su lado para ayudar en la crianza y sustento de los mismos. Por esta razón, es de suma importancia que las madres solteras manejen sus finanzas de manera adecuada.

El economista Rubén Castillo, consultado por El Tiempo, expresó que «la economía es la ciencia de la elección. Todas las decisiones que tomamos los seres humanos, en cualquier
ámbito, son decisiones económicas.

Por ejemplo, la elección de un compañero o compañera para casarse es una decisión económica». Fellito José, consultor financiero, agregó que «desde el punto de vista de
las finanzas personales, la economía de las madres solteras es una actividad económica que ellas desarrollan a través de la gestión de ingresos para satisfacer sus necesidades y las de sus hijos, procurando un bienestar económico, salud física y emocional, y garantizando la seguridad básica de su familia».

José también destacó que la planificación es fundamental para lograr una buena economía en el contexto de las madres solteras. En una sociedad con inflación y costos elevados, es importante que planifiquen cómo generar ingresos para cubrir los gastos familiares. Además, identificó dos tipos de ingresos: estables y temporales. Los ingresos estables pueden provenir de un empleo con un sueldo fijo, ya sea

semanal, quincenal o mensual, mientras que los ingresos temporales son aquellos que no provienen de un trabajo fijo, como trabajos ocasionales o temporales. José resaltó que con los ingresos temporales, las madres solteras pueden caer en la situación del endeudamiento o sobreendeudamiento, lo que conlleva sufrimiento y preocupación en el hogar. En este sentido, la planificación se concreta en un presupuesto, similar al de cualquier persona o unidad económica familiar, y las madres solteras deben ajustar sus gastos según su propia realidad, independientemente de lo que ocurra en su entorno.

En cuanto al aspecto emocional, el psicólogo Pedro Aquino explicó en una entrevista para El Tiempo cómo el factor económico afecta a las madres solteras desde el punto de vista psicológico.

Aquino señaló que las madres solteras experimentan un alto grado de estrés debido a las exigencias de la crianza, ya que todas las responsabilidades recaen sobre ellas y, en
muchos casos, no cuentan con la capacidad de respuesta necesaria. Estas mujeres experimentan insomnio, lo que provoca un intenso cansancio que afecta tanto su salud física como mental, alterando sus emociones y generando irritabilidad, respuestas agresivas físicas y verbales, así como sentimientos de desesperanza si no reciben la ayuda oportuna.

Aquino destacó que el tema económico es crucial, ya que todo comienza con la preocupación de cómo sobrellevar las exigencias del hogar y cubrir las necesidades básicas de alimentación y abrigo. Además, cuando los niños comienzan a pedir cosas, resulta frustrante para las madres saber que no pueden satisfacer todas esas necesidades, especialmente cuando piensan en el padre que solo estuvo dispuesto a engendrar.

Señaló que toda madre tiene un instinto natural de protección hacia sus hijos, y no poder cumplir con ese rol contribuye a crear un estado de impotencia, rabia y odio o rencor hacia quienes consideran que deberían ayudarles pero no lo hacen.

En general, las madres solteras manifiestan ser menos felices y satisfechas con sus vidas, además de sentirse más fatigadas. Con frecuencia, experimentan síntomas de ansiedad, estrés y depresión. También sufren de baja autoestima debido al rechazo por parte de hombres que les reprochan la dificultad de criar hijos ajenos.

Aquino destacó la importancia de que las madres solteras reciban asistencia de programas gubernamentales, especialmente en lo que respecta al manejo de sus emociones. Estos programas pueden ayudarles a mantener la esperanza y elevar su autoestima, ya que la
terapia constituye una herramienta valiosa en la mayoría de los casos.

CONSEJOS FINANCIEROS

  • Manejar la presión social de su entorno, evitando competir comprando
    cosas innecesarias que excedan su presupuesto.
  • Controlar las demandas de los hijos, orientándolos sobre la realidad
    económica y explicándoles que la responsabilidad económica recae en
    un solo ingreso.
  • Elaborar un presupuesto para visualizar y controlar sus ingresos y gastos.
  • Ahorrar al menos un 10% de sus ingresos.
  • Pagar las deudas.
  • Utilizar adecuadamente las tarjetas de crédito y no considerarlas como
    parte de sus ingresos.
  • Desarrollar habilidades productivas basadas en sus talentos para emprender un negocio y generar ingresos adicionales.
  • Tener objetivos claros y ser persistentes para alcanzar metas financieras.