Deuda pública en República Dominicana se incrementó en más de US$ 7 mil millones

0
154

PUNTA CANA. En los primeros once meses del año pasado la deuda pública consolidada del país, incluyendo la deuda intergubernamental, subió US$7,652.7 millones. Pasó de 62,036 millones de dólares a US$69,689 millones.

De ese monto, US$52,264 millones correspondieron al sector público no financiero (SPNF) y US$17,425 millones a la deuda del Banco Central. Como porcentaje del producto interno bruto (PIB), la deuda pública consolidada se ubicó en 61.5%, un 46.1% de la deuda del SPNF y el 15.4% de la deuda del Banco Central.

Desde el año 2000 al 2022, la deuda pública consolidada aumentó 1,466%. En el 2000 era de apenas US$4,447 millones. Desde el 2004 fue que la deuda pública consolidada empezó a crecer con mayor velocidad. Para ese año alcanzaba US$11,099 millones.

En 2008 llegó a US$17,737 millones, en 2012 fue de US$27,131 millones, en 2016 llegó a US$37,264 millones y en 2020 a US$57,266 millones. Y es que, según el Centro Regional de Estrategias Económicas Sostenibles (CREES), la reducción de la deuda como porcentaje del PIB se debe a un aumento del PIB nominal, que ha sido resultado del aumento de los precios.

Reiteró que, si bien la relación deuda sobre PIB es relevante para comparaciones internacionales, el gasto en intereses como porcentaje de los ingresos tributarios es un mejor indicador para analizar la sostenibilidad fiscal del país.

El ritmo de endeudamiento del país, sostiene, debe ser reducido de forma sostenible, para lo cual se necesita un proceso de consolidación fiscal. El pago de intereses de la deuda presupuestado para este año representará el 26.4 por ciento de los ingresos tributarios. En el 2019 el pago de intereses de la deuda pública representó el 23% de los ingresos tributarios, en 2020 se elevó a 29.2 por ciento, en 2021 fue de 20% y el 2022 de 24.4%.

Para este año, el Poder Ejecutivo ya tiene aprobada por el Congreso la emisión y colocación de valores de deuda pública por RD$363,257.9 millones o su equivalente en dólares.

¿QUÉ ES LA DEUDA PÚBLICA?

La deuda pública de República Dominicana, interna y externa, se define como aquellas obligaciones contraídas por los gobiernos para solventar los denominados déficits fiscales. A su vez, los déficits, son el resultado de la diferencia entre los ingresos fiscales y los gastos del gobierno, en un periodo de tiempo determinado, normalmente, un ano. Es decir, los gobiernos se endeudan para financiar los déficits.

A esta deuda se añade la que resulta del déficit fiscal del Banco Central, que es la que surge de las operaciones de mercado abierto que realiza esta entidad. En ese mismo orden, la deuda pública se convierte en compromisos de pagos de intereses, capital y comisiones, a partir de la colocación de bonos y de otros instrumentos, ya sea a nivel local o en los mercados internacionales.

Existe una discusión recurrente de si debería preocupar a la población el monto que representa la deuda como porcentaje del producto bruto interno, así como el porcentaje que se paga en servicios de dicha deuda como porcentaje de los ingresos tributarios.

En ese sentido, se piensa que mientras más alto es el porcentaje de la deuda pública con relación al PIB de un país, menor es la capacidad que tendrá una economía para pagarla, al tiempo que tendrá mucho menos recursos para solventar el resto de los pagos que se necesitan para mantener la administración del Estado.

Sin embargo, la evidencia empírica demuestra que esto no siempre es así, pues países como Japón, que tiene una economía desarrollada, su nivel de endeudamiento es de un elevado 257% con relación a su PIB, lo mismo que Sudán (210%), Grecia (181%) e Italia (132%), los cuales presentan niveles de deuda muy por encima que el de República Dominicana que alcanzó, a octubre del año pasado, un 62.0% (CREES, 2023).

Otro elemento importante a destacar, es la tendencia que ha tenido la deuda del sector público no financiero durante las dos últimas décadas, la cual ha crecido, según los datos de CREES, como promedio anual, un 66.0%, al pasar de ser de 3,244 Millones de dólares a 52,487 millones de dólares, es decir, casi 50 mil millones más en 23 años.