Salud y vida

0
187

Trastorno de Identidad Disociativo

El Trastorno de Identidad Disociativo (TID), también conocido como trastorno
de personalidad múltiple, es un cuadro grave, frecuente y consecuencia de
experiencias vitales adversas, como el apego desorganizado en la infancia y el
trauma temprano, grave e interpersonal. En este libro nos centraremos en
describir las distintas presentaciones clínicas de esta patología, la evidencia
empírica disponible hasta la fecha y unas líneas generales sobre el tratamiento.

Los trastornos disociativos (TID) son un grupo de síndromes psiquiátricos que
se caracterizan por perturbaciones en algunos aspectos de la conciencia,
identidad, memoria, conducta motora.

La mayor parte de los estudios han encontrado relación entre los trastornos de
disociación y la experiencia de un trauma psicológico. Todos los tipos de
estados disociativos tienden a remitir al cabo de unas pocas semanas o meses,
en especial si su comienzo tuvo relación con un acontecimiento biográfico
traumático.

Dentro de los trastornos disociativos encontramos la amnesia disociativa, la
fuga disociativa, el trastorno de identidad disociativo, denominado
anteriormente como trastorno de personalidad múltiple, se caracteriza por la
existencia de dos o más identidades o estados de la personalidad que
controlan el comportamiento del individuo de modo recurrente.

Algunos clínicos opinan que el TID tiende a infravalorarse ya que se puede
confundir con otras patologías mentales, pero los factores que pueden facilitar
el diagnóstico son una clara sintomatología disociativa, con cambios de
identidad repentinos, amnesia reversible y puntuaciones elevadas en los tests
de disociación e hipnotizabilidad en individuos