viernes, mayo 24, 2024

Medicosas

Relación médico-paciente

Es el núcleo central del ejercicio de la medicina, en virtud que permite al enfermo satisfacer sus necesidades de salud, y al médico cumplir con su función social más importante: cuidar y tratar a los pacientes.

Conduciendo a una atención a los afectados más eficaz, en vista de la confianza que percibe el enfermo en la comunicación de sus problemas a su médico sin ninguna barrera, obteniéndose resultados más positivos para ambos (médico/paciente), en virtud de obtener una mejor evolución del afectado y mayor satisfacción del médico tratante.

El comportamiento del médico frente a su paciente debe ser de la manera más adecuada, por ello debe conocer el nivel cultural y académico de su paciente para un mejor manejo de la situación de la problemática del afectado, para que este considere que el médico se siente parte de su problemática produciéndose una liberación de los bloqueos psicológicos de parte del paciente de todo factor o causa que le impida desahogar o transmitir las informaciones que debe de expresarle al galeno en su interrogatorio.

El lenguaje medico es muy técnico, por lo que debemos de utilizar las palabras más asimilables o entendibles de parte del paciente, percibiendo este una sensación de tranquilidad porque interpreta que el médico se expresa igual que él.

Durante el examen al paciente debe de advertirse que área va a tocar de su cuerpo para concienciarlo y admita las maniobras a ejecutarse, en caso de negarse advertirle de las consecuencias que podría conducir el no aceptar el examen físico.

El hecho de socializar con un familiar cercano del enfermo, es un complemento valiosísimo en vista de que produce en el enfermo mayor seguridad y satisfacción en el manejo de su afección. Es un deber del profesional de la medicina explicarle al paciente la afección que padece, y en ciertos casos informarle a un familiar cercano si tiene dudas de la conducta del enfermo al comunicársele su padecimiento, así como también explicarle el que, y por qué se le deben practicar estudios y análisis, además de la acción de los medicamentos a utilizar en su alteración.

Una comunicación adecuada, así como, presentar una conducta correcta frente a un paciente conduce a una relación médico-pacientes, con resultados excelentes en la salud del enfermo y satisfacción mayúscula con proyección del médico en su ejercicio profesional.

Artículo anterior
Artículo siguiente

Sin Tapujos

Sin Tapujos

Sin Tapujos

Sin Tapujos