Bitácora de una odontopediatra

0
94

¿Las caries se heredan en la familia?

Es frecuente escuchar en la consulta comentarios de padres que refieren ver muchas caries en sus hijos igual como les pasó a ellos en la infancia o incluso a generaciones anteriores. Es curioso ver cómo se refleja en la familia las mismas afecciones dentales y hasta considerar que es una información genética que se comparte entre los miembros de la misma.

La caries es una enfermedad infecciosa, más no contagiosa. Esto significa que, aunque tiene un componente bacteriano, no se puede pasar a otras personas mediante un beso o compartir un vaso, por dar algunos ejemplos.

Dentro del mismo individuo, si puede infectar a dientes vecinos por contacto, por eso a veces vemos que un diente tiene caries en el área proximal (entre dos dientes) y a los pocos meses, vemos al diente vecino, presentando una caries en la superficie en contacto con la primera caries.

El proceso de caries en una persona tiene que ver en casi su totalidad, en sus hábitos de higiene. En menor proporción (pero igual de importantes) otros elementos intervienen, como, por ejemplo: la ingesta continua de medicamentos altos en azúcares, dificultad motora para hacer un correcto cepillado dental y el poco acceso a un dentista.

Nosotros como adultos realizamos la higiene dental en nuestros hijos, como la hacemos en nuestros propios dientes: si yo uso el hilo dental, lo paso en mi hijo. Si me cepillo 2 veces al día, así haré con mi hijo, si acostumbro ir al dentista una o dos veces por año, así será con mi hijo. Nosotros cuando éramos niños, aprendíamos esto de los adultos que nos cuidaban. Entonces, lo que heredamos no es genético, pero si es una información aprendida y compartida por generaciones.

¿Qué podemos hacer? Educarnos, actualizarnos y mejorar nuestros hábitos de higiene para pasar esa información a las generaciones que vienen. El objetivo de los odontólogos modernamente es más prevención y menos corrección o intervención. La odontología que se aspira practicar es mínimamente invasiva. Pero, para que estas técnicas funcionen, las personas deben hacer parte del trabajo en casa.

Piensa dónde o de quien aprendiste las técnicas la higiene oral que practicas en ti mismo y tu familia. Piensa que tanta influencia de un odontólogo tienes en tu rutina de higiene en casa. Piensa que tanto o poco, visitas a un dentista con tu familia. En esas preguntas encontrarás respuestas a las caries que se presentan en tu núcleo familiar.