Consecuencias del cierre de las fronteras dominico-haitianas

0
224

SANTO DOMINGO. Ante la insistencia del vecino país haitiano de violar el Tratado de Paz, Amistad Perpetua y Arbitraje, construyendo un canal para desviar las aguas del río Masacre, el Consejo de Seguridad Nacional, encabezado por el presidente Luis Abinader, ha tenido que tomar el toro por los cuernos frente a esta situación. Luego de una reunión bilateral de la mesa hídrica binacional el pasado jueves entre ambos países para descartar el desvió de las aguas del río, esta quedó sin acuerdo, lo que obligó al Gobierno dominicano a anunciar las medidas del cierre total de las fronteras de RD, tanto terrestre como marítima y aérea, que dio inicio el pasado viernes a la 6:00 de la mañana. Esta medida del cierre de las fronteras, busca ejercer presión en aquellos grupos de interés haitianos que se benefician del comercio binacional.

POR CIERRE FRONTERAS GOBIERNO COMPRA PRODUCTOS PERECEDEROS

Como parte de la estrategia de apoyo a la producción local, el presidente Abinader adquirió los productos perecederos que son exportados hacia Haití. Otra medida tomada por el presidente Abinader fue prohibir la entrada a 9 personalidades haitiana responsables de financiar y respaldar la construcción del canal de riego en el río Masacre en Juana Méndez Haití. En ese orden canceló todos los vuelos y viajes en autobuses desde y hacia Haití y la suspensión de emisión de nuevos visados a los habitantes de Haití. Asimismo, ha reforzado las fronteras militarizándola por aire, mar y tierra.

PÉRDIDAS ECONÓMICAS POR CIERRE DE LAS FRONTERAS

A pesar de que los comerciantes en Dajabón afirman que el cierre de la frontera les afecta «enormemente», le han dado un respaldo prácticamente absoluto a la decisión del gobierno. Con el cierre total de las fronteras ambos países tienen un impacto económico importante, por la interdependencia que existe entre la comunidad haitiana y dominicana en la línea fronteriza, pero la mayor parte se la lleva el hermano país debido a su seguridad alimentaria.fronteriza, pero la mayor parte se la lleva el hermano país debido a su seguridad alimentaria.

Desde hace una semana que se ha tratado el tema, miles de comerciantes empezaron a sentir la pérdida millonaria que ha provocado esta situación. Los productores y comerciante que se ven más afectados son: los avicultores, el sector de la construcción, agricultura, ganadería y zona franca, asimismo los puertos marítimos, el comercio de la zona, la economía local y el intercambio comercial o binacional. Esta problemática se da desde inicio de septiembre, luego de que un grupo de agricultores haitianos decidieran construir un canal para desviar las aguas del rio, división natural entre ambos países a la altura de Dajabón, con el fin de abastecer sus cultivos del lado haitiano. La construcción de dicho canal ejecutada por civiles haitianos organizados, recibe el apoyo de la comunidad de Juana Méndez. En otro orden, el canciller dominicano Roberto Álvarez, dijo que la Organización de las Naciones Unidas (ONU), quizás acepte la creación de la Fuerza de Paz que iría a Haití para resolver los problemas que enfrenta el vecino país. El canciller expresó que Estados Unidos como comunidad internacional se cansó y de alguna manera esta ignorando la gravedad de la situación debido al magnicidio del presidente Jovenel Moise.

TRATADO DE PAZ DE 1929 ENTRE HAITÍ Y RD

El acuerdo fue firmado, específicamente el 20 de febrero de 1929, establece que está prohibido que, tanto Haití como Republica Dominicana, construyan obras que desvíen el curso de alguno de los ríos que tienen su cauce entre los dos territorios. El artículo 10 del tratado dice: “En razón de que ríos y otros cursos de agua nacen en el territorio de un Estado y corren por el territorio del otro, o sirven de limites entre los Estados, ambas partes contratantes, se comprometen a no hacer ni consentir ningunas obras susceptibles de mudar la corriente de aquellas o de Alterar el producto de las fuentes de la mismas”. Aunque ese mismo artículo, en su párrafo I, permite que el agua de los afluentes sea consumida por ambas naciones para la irrigación, la agricultura o la industria, pero es enfático al indicar que no se debe desviar el caudal. El mismo documento dicta que «Esta disposición no se podrá interpretar en el sentido de privar a ninguno de los dos Estados del derecho de usar, de una manera justa y equitativa, dentro de los límites de sus territorios respectivos, dichos ríos y otros cursos de agua para el riego de las tierras y otros fines agrícolas e industriales».

DONDE NACE EL RÍO MASACRE O RÍO DAJABÓN

El río Masacre o río Dajabón, la frontera natural entre República Dominicana y Haití, cuenta con una longitud de 55 kilómetros, nace en Loma de Cabrera en la montaña Pico del Gallo y desemboca en la bahía de Manzanillo perteneciendo a la cuenca hidrográfica del Atlántico. En el tratado de Delimitación Fronteriza en 1929, entre ambas naciones ya aparece la palabra “Massacre” como el nombre del cuerpo de agua y no es atribuible a la masacre cometida por fenecido dictador y expresidente de la republica dominicana.