Una época de agradecimiento

0
291

Esta Navidad debe ser más que nunca una época de agradecimiento. Esto así por el regalo de estar vivos, luego de dos años enfrentando la pandemia del covid-19, que tantos amigos y conocidos se ha llevado. 

Vivir al máximo debe ser nuestro lema, y disfrutar por aquellos que ya no están con nosotros, pero que nos han dejado su legado y recuerdos que inundan nuestras mentes y hacen que nuestros corazones se desborden de emociones. 

Al sentarnos en nuestra mesa este 24 de diciembre, brindemos por la vida, la familia, el regalo de poder reunirnos a pesar de lo vivido, y por los planes que tenemos por delante y que podremos cumplir este año entrante. 

Sintámonos regocijados por las personas que aun conservamos a nuestro alrededor y dejémonos envolver por la magia de la Navidad. Más que preocuparnos por lo que no tenemos, debemos contentarnos con lo que si se nos ha permitido disfrutar y conservar. 

Cada respirar y cada día es una nueva oportunidad para hacer las cosas bien, para tomar las decisiones correctas y encaminarnos por el sendero más adecuado. Que la luz brille al final del túnel nos da la esperanza de iniciar de nuevo, con mayores expectativas y conscientes de que la vida es más que un regalo que debemos apreciar y gozarlo al máximo. 

Hoy más que nunca, por lo tuyos, por los nuestros, por todos, seamos agradecidos y estemos expectantes. El futuro que se avecina siempre será mejor que lo que ya hemos atravesado. 

Sin importar lo difícil que haya sido este 2021, tenemos más razones para celebrar que para estar tristes. A pesar de todo somos afortunados.