viernes, junio 21, 2024
InicioEditorialLa comunidad internacional, como debe ser

La comunidad internacional, como debe ser

La propuesta del presidente Luis Abinader de que la comunidad internacional debe atender sin demora la precaria situación de Haití hizo eco en la reciente Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU), en Nueva York.

La situación en Haití es cada vez más caótica, debido al terror que imponen pandilleros armados en regiones claves de ese país. Muchos haitianos, desesperados por escapar de su pesadilla, optan por cruzar nuestras fronteras ayudados por traficantes de personas que operan en ambos lados de la isla.

En este contexto, alienta saber que Estados Unidos está dispuesto a colaborar en la creación de una fuerza multinacional para restablecer el orden y la seguridad en Haití. Este esfuerzo es un paso en la dirección correcta.

Sin embargo, es preciso reiterar que la responsabilidad de liderar y financiar este tipo de iniciativa debe recaer en los países con mayor influencia en el escenario mundial y con una economía superior a la nuestra.

Para evitar errores del pasado, una nueva fuerza multinacional en Haití no sólo debe enfocarse en resolver asuntos de seguridad pública, sino también en acciones que procuren fortalecer sus instituciones e identificar soluciones prácticas para la crisis humanitaria que afecta a millones de haitianos.

Apostamos a que Haití sea capaz de trazar su propio destino, con una clase política cohesionada y comprometida con el bienestar de su pueblo.

República Dominicana seguirá siendo un aliado de esta causa, pero es hora de que la comunidad internacional asuma un papel más activo y decisivo frente a los problemas del vecino país.