miércoles, mayo 22, 2024
InicioEconomíaRafael Ramírez Medina: “Enero es el mes de la...

Rafael Ramírez Medina: “Enero es el mes de la resaca económica y emocional”

PUNTA CANA. Ha pasado la Navidad, fue un tiempo de gasto excesivo y fiesta, donde muchas personas pudieron haberse excedido en las compras y ahora comienzan un mes con la sábana muy corta para cubrir sus obligaciones. Este artículo no se trata de cómo evitar la resaca de este enero, se trata de cómo evitar la resaca económica del próximo año y cómo sobrevivir este enero puesto que lo que está gastado, gastado se queda. Cuando estamos en medio de las festividades navideñas nos dejamos llevar por la emoción del momento.

Muchas fiestas, tiendas llenas de ofertas de artículos que nos abren el apetito de comprar y realizar regalos para nuestros seres queridos. Sin embargo, a veces olvidamos detenernos a evaluar si nuestra capacidad económica nos permite hacer todos esos gastos y sucumbir a los encantos navideños. Enero se caracteriza como el mes de los planes y el remordimiento. La resaca de aquellos que gastaron muchísimo más y endeudándose como nunca, donde se hacen prometerse a sí mismos, como “empezar ahorrar”, pero así es el ser humano: terco y repite sus errores y promesas todos los enero.

Definitivamente yo bautizo a este mes como el “mes de la resaca económica y emocional”. Hay muchas personas que ahora están lamentándose y con la mano en la cabeza, porque se gastaron lo que no debían, aunque lo tuvieron por efecto del salario 13 y ahora sólo se escuchan los lamentos y las promesas de que ahorrarán. Debemos de empezar a evaluar nuestra relación con el dinero, “reflexiona”.

¿Por qué no tienes unas finanzas equilibradas?, ¿Por qué cuando tienes bastante gastas mucho y cuando no tienes te estás ahogando? ¡Tienes que tomar el control! No siempre se puede presupuestar todos los gastos, pero los relativos a días festivos no deben suponer golpes severos a tu bolsillo. Incluso en Navidad podemos decidir cuándo cerrar el grifo del gasto. Una resaca financiera es una circunstancia en la que cualquiera puede caer.

Sin embargo, que nos pase con frecuencia o en cada principio de año, es una señal de que no controlas tus gastos y a la larga, podrías acarrear consecuencias graves. No debes dejarte llevar por la presión del momento. Siempre habrá un bombardeo publicitario para que gastes más de lo que deberías en Navidad, San Valentín, Día de las Madres, de los Padres o el Viernes Negro. La diferencia entre responder impulsivamente o actuar de manera racional la harás tú.

Nosotros los dominicanos vivimos el día a día, no ahorramos porque no creemos en un instrumento de ahorro como tal y si lo hacemos, solo ahorramos de lo que nos sobra, no el 10% que los expertos recomiendan de nuestro salario y es que tenemos una cultura de consumismo que debemos romper. Todos los artículos que se escriben de finanzas personales siempre nos hablarán de gastar menos de lo que ganas y el asunto no es gastar menos, sino hacer gastos responsables y realmente necesarios.