martes, junio 18, 2024
InicioVariedades¿Sabias que el perfume que usas revela tu carácter?

¿Sabias que el perfume que usas revela tu carácter?

VERÓN. Independientemente de los factores relacionados con el pH y el tipo de piel, muchos expertos aseguran que la personalidad también juega un rol importante en la forma en la que el aroma de los  perfumes y lociones encajan con las personas.

Incluso hay estudios que demuestran el enorme potencial que tienen las esencias y fragancias en el estado de ánimo, basados en el impacto que generan sobre el cortisol (hormona del estrés) y el sistema inmunológico, demostrando la capacidad de aumentar los niveles de relajación y sensaciones de bienestar como felicidad, placer, amor o paz interior, según la esencia percibida.

En conclusión, el perfume que usamos revela el carácter que tenemos.

Perfumes florales: Este tipo de aroma es común en mujeres románticas, sensibles y soñadoras. Es una buena opción tanto para jóvenes, si se le combina con esencias cítricas, como para mujeres con un estilo más formal, e incluso, combinándose con aromas suaves o frutales, también es una gran alternativa para chicas aventureras.

Perfumes frutales: Este tipo de aromas es muy común en mujeres aficionadas a la naturaleza que disfrutan del aire libre y que no tienen miedo a adentrarse a lo desconocido en busca de una nueva aventura. También es recomendable para aquellas fanáticas del deporte y la actividad física. En general, si te consideras una mujer espontánea y cariñosa, este es el aroma perfecto para ti.

Perfumes cítricos: La combinación ideal para mujeres jóvenes amantes de la adrenalina y en búsqueda de la serenidad. Para ti la fragancia ideal es aquella que cuente con una combinación de aromas herbales y frescos con esencia cítrica.

Perfumes amaderados: Este tipo de fragancias están centradas principalmente en hombres, pues su esencia es asociada con la robustez de los árboles y por tanto a la masculinidad, sin embargo, también los hay para mujeres, en cuyo caso se presenta más notas secundarias por sus cualidades aromáticas flexibles.