martes, junio 18, 2024
InicioVariedadesRecomendaciones para cuidar tu cabello, si eres hombre con...

Recomendaciones para cuidar tu cabello, si eres hombre con pelo corto

PUNTA CANA, RD. Dentro del cuidado y la estética masculina el cabello juega un papel de gran relevancia. No obstante, a veces resulta difícil encontrar información sobre cómo cuidar el pelo si eres un hombre.  

Consejos y rutina para cuidar el pelo de un hombre 

Simpleza y eficacia son las claves para una buena rutina. Usar las herramientas correctas, así como leer la información necesaria sobre cómo cuidar el pelo de hombre, será la base para un cuero cabelludo sano.  

Sin importar el tipo de cabello, el largo o la textura, es posible desarrollar una rutina de forma rápida siempre y cuando hagas uso de estos consejos.

Escoge un champú con acondicionador

No todos los productos te servirán. Debes elegir el adecuado que funcione bien con tu tipo de cabello. Recuerda que: 

– Para el cabello seco y con propensión a encresparse, será necesario que apuestes por productos humectantes con bases en aceites o mantecas.  

– Para el cabello graso o fino, lo mejor son los productos aclarantes con ingredientes naturales como la manzanilla o el aceite de árbol de té.  

– Para cabello quebradizo y débil, es necesario aplicar champús para restaurar que contengan las proteínas que le hacen falta, como el colágeno y la queratina.  

Lava tu cabello de dos a tres veces por semana 

Muchas personas piensan que, cuanto más laves tu cabello, más saludable estará, pero lo cierto es que mojarlo con tanta frecuencia podría resultar contraproducente.

Lo anterior debido a que el jabón, el champú y el agua pueden eliminar los aceites naturales de tu cuero cabelludo, haciéndolo más vulnerable a los agentes contaminantes que pueden dañarlo. Lavarlo al menos dos a tres veces por semana te ayudará a mantenerlo limpio y saludable.  

Evita el agua caliente 

Las duchas muy calientes pueden resecar tu cuero cabelludo, por lo que es mejor utilizar agua tibia o fría para limpiar tu cabello. No olvides enjuagarlo en su totalidad, dando pequeños masajes, siempre sin rascar.  

Seca al aire libre 

Cuando está mojado, el cabello tiende a debilitarse, por lo que un secado agresivo podría quebrarlo. En vez de secar tu cabello aplicando presión con una toalla o de manera brusca, lo mejor es usar una toalla especial para esa zona, dando pequeños toques para deshacerte del exceso de agua y permitir que el aire lo seque por completo. 

Uso del gel o la cera 

Si no puedes prescindir de estos productos, asegúrate de usar la cantidad necesaria para tu cabello. Puedes medir la porción de gel o cera comparándola con una moneda si tu cabello es corto, ya que al usarlos en exceso únicamente conseguirás que tu pelo luzca grasoso. Asegúrate de buscar un gel sin alcohol y, si tu cabello es rizado, lo mejor será usar cremas o ceras, siempre con moderación.