sábado, mayo 18, 2024
InicioVariedades¿Por qué se encarnan las uñas? 

¿Por qué se encarnan las uñas? 

PUNTA CANA, RD. En palabras del ortopedista Francisco José Cabal lo que sucede en este tipo de uña es que sus extremos laterales se introducen dentro de la piel, de ahí que cuando se encarna, duela mucho.

Estos casos son muy frecuentes en la uña del dedo gordo del pie, por ser esta la más gruesa y la que está más rodeada de piel, pues hay más espacio para que se pueda encarnar.

Esta lesión causa mucho dolor al caminar, al ponerse zapatos o al golpearse con algo y en la piel de su dedo puede ver cómo la uña va inflamando la zona. 

Las uñas encarnadas le pueden ocurrir a cualquier persona; sin embargo, son más comunes entre los adultos mayores debido a la falta de arreglo de las mismas.

No obstante, hay tres razones principales que ocasionan que una uña se encarne en el dedo del pie, como explicó Luis Guillermo Castro, ortopedista, traumatólogo y cirujano de pie y tobillo a EL TIEMPO: 

Mal corte

Esta es la causa más frecuente para que la uña se encarne, pues un corte inapropiado predispone a este problema. Si se redondean excesivamente las uñas de los pies, los bordes laterales se debilitan y se curvan.

Lo más recomendado es que las corte en el sentido natural de crecimiento que tiene la uña y que tenga cuidado a la hora de cortar por los costados. 

Las micosis ungueales, una infección ocasionada por un hongo que suele propagarse cuando se cortan las uñas con un elemento contaminado, como en el pedicure, curva las uñas. 

Hongos

El hongo penetra en la uña, pues esta suele ser un medio ideal para vivir, y lo que hace es debilitarla y ablandarla, para que a la presión del zapato, se arquee y se clave dentro de la piel.

La gente que trabaja en lugares húmedos son susceptibles a contraer el hongo, pues generalmente este viene de la tierra y de las plantas. El hongo también puede instalarse cuando la uña ha sufrido algún trauma o golpe.

Fisionomía

Existen personas con uñas especiales, pues dadas sus condiciones genéticas tienen forma de pinza o gancho y por ende, tendrán la tendencia a encarnarse.

En este caso, cuando se ejerce presión adicional sobre el dedo del pie, como con el uso de cierto calzado, puede ocasionar el dolor.