domingo, junio 16, 2024
InicioVariedadesPlantas de interior para la decoración del hogar

Plantas de interior para la decoración del hogar

Verón. Una de las mejores opciones a la hora de lograr el ambiente perfecto de cualquier estancia o habitación de nuestra casa es el uso de plantas de interior como complemento de decoración. Sus beneficios para la salud han sido ampliamente probados: crean ambientes relajados y, por tanto, reducen los niveles de estrés. Pero, además, también ayudan a la reducción del polvo al rebajar la sequedad del ambiente.

No importa el estilo de decoración, existen tantas variedades de flores y plantas que fácilmente son adaptables a cualquier estilo y ambiente, ya sea tradicional o completamente moderno.

Las plantas de interior en decoración no solo poseen múltiples beneficios estéticos, también aportan beneficios psicológicos que las convierten en un elemento imbatible para la decoración del hogar. (Ver también la oficina de coworking más saludable con 1000 plantas y el artículo de cómo diseñar un jardín moderno)

Lo único que hay que tener en cuenta son las necesidades de luz y humedad de las mismas y, sobre todo, considerar que en general pocas plantas soportan el cambio continuo de un lugar a otro, es mejor mantenerlas siempre en un mismo lugar de la casa. Plantas verdes para decoración interior.

Plantas recomdadas:

El Tronco de Brasil (Dracaena Fragans) llamado también Árbol de la felicidad, necesita para poder desarrollarse que la temperatura ambiente no baje nunca de los 12º C. Esta especie precisa para crecer de un lugar bien iluminado pero no demasiado soleado para que las hojas no se quemen. Puede llegar a vivir con menos luz pero en ese caso su crecimiento será muy lento.

La Palmera de Salón (Chamaedorea Elegans) es de lento crecimiento y raramente supera los 120 cm de altura en maceta. En invierno hay que procurar que la temperatura ambiente no baje de los 10-13ºC, conservando la tierra ligeramente húmeda. Es muy adecuado regar esta palmera con agua de lluvia que evitará la clorosis producida por falta de hierro.

La Hiedra (Hedera Helix) antiguamente se cultivaba en formas que necesitaban de un invernadero fresco, actualmente encontramos variedades jaspeadas y enanas que soportan los interiores cálidos. Las pequeñas hiedras con sus hojas matizadas en blanco o dorado, pueden vivir muy bien en un apartamento contando con una tierra arcillosa muy bien abonada y con riegos frecuentes. Cuanta más luz mejor. En invierno hay que alejarlas de la calefacción.