Los niños superdotados tienen mayor sensibilidad, características de perfeccionismo

0
43

PUNTA CANA, RD. El término de superdotación se refiere a una superioridad intelectual en aquellos niños con un coeficiente intelectual (CI o en inglés IQ) superior a 130 puntos, que se obtienen a través de pruebas psicológicas estandarizadas para cada grupo poblacional. La clasificación internacional de enfermedades y la OMS definen que la superdotación de una persona no solamente está catalogada por este puntaje, también implica otras habilidades y capacidades, por ejemplo, estas personas muestran superioridad en cuanto a madurez social, emocional, tienen un pensamiento divergente, son sumamente creativas y la forma de percibir y solucionar problemas no es tan estructurada o convergente, buscan ver las cosas de una forma diferente.

 Los niños superdotados tienen mayor sensibilidad, características de perfeccionismo, algunas veces sentimiento de inadaptación por percibir y evaluar el mundo de manera diferente. No se sienten cómodos en un grupo de niños con CI promedio y en muchas ocasiones requieren ayuda extracurricular de sus padres en el aspecto musical, de arte, o de otras actividades que les permitan desarrollarse.

 Los niños superdotados crean conocimiento y son capaces de usarlo en su propio beneficio, prefieren ambientes cambiantes, complejos, lo cual les representa retos. Son muy rápidos para resolver problemas y el tiempo que invierten para planear soluciones a éstos también es diferente al resto de los demás, sus  respuestas son eficientes y tienen flexibilidad en la elección de estrategias para la solución.

 Tienen una capacidad de metacognición y autorregulación en la que son capaces de identificar qué tanto están conociendo sobre un fenómeno o qué tanto están aprendiendo de éste, procesos de orden superior que no solo va a nivel conductual sino también emocional.

 Su desarrollo emocional denota su forma de regular sus emociones o indicadores de tipo social que dan las pautas para poder ser asertivos o demostrar hacer un trabajo en equipo. Algunos niños pueden tener dificultades en inteligencia emocional, académica, musical, porque pueden desarrollarse de manera superior al promedio.

 Ante órdenes o reglas pueden cuestionar o plantear otras formas, pero no significa que todos tengan problemas para seguirlas; ciertos rasgos de personalidad van a estar influenciados por su contexto familiar y social, que contribuyen con un resultado o trayectoria diferente. Ante tareas de matemáticas o cálculo mental la interconectividad es mayor porque se da la respuesta en ambos hemisferios del cerebro.

 La superdotación intelectual suele confundirse con TDAH, ya que éste es un trastorno de neurodesarrollo en el que puede que algunos tengan una inteligencia superior al promedio pero no son superdotados, pueden cubrir demandas académicas y sociales pero al llegar a un nivel superior o posgrado ya no logran estas demandas académicas.