viernes, julio 19, 2024
InicioSin categoríaLlamado global a la erradicación del trabajo infantil en...

Llamado global a la erradicación del trabajo infantil en el Día Mundial contra el Trabajo Infantil

Hoy, 12 de junio, se conmemora el Día Mundial contra el Trabajo Infantil, una jornada destinada a sensibilizar sobre la explotación de niños en todo el mundo.

En un esfuerzo por destacar la urgencia de esta problemática, se promueve el lema de la campaña de 2024: «¡Cumplamos con nuestros compromisos: pongamos fin al trabajo infantil!» Este lema resuena con la necesidad de acciones concretas para salvaguardar los derechos fundamentales de los niños, incluyendo el acceso a la educación, la salud y un entorno propicio para su desarrollo integral.

En este día crucial, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) celebra el vigésimo quinto aniversario del Convenio 182 sobre las peores formas de trabajo infantil, ratificado universalmente en 2020.

Esta conmemoración destaca los avances logrados, pero también subraya la importancia de redoblar los esfuerzos para garantizar su implementación efectiva. Además, la OIT hace un llamado a todos los países que aún no han ratificado el Convenio 138 sobre la edad mínima de admisión al trabajo, instándolos a que lo hagan sin demora, en aras de proteger a los niños de la explotación laboral y asegurar un futuro prometedor para las generaciones venideras.

En un mundo donde millones de niños aún son víctimas del trabajo infantil, este día sirve como recordatorio de la necesidad imperiosa de trabajar juntos para erradicar esta práctica inhumana. Solo con el compromiso global y acciones coordinadas podremos asegurar que cada niño tenga la oportunidad de crecer en un entorno seguro y propicio para su bienestar y desarrollo pleno.

Altagracia Santana
Altagracia Santana
Licenciada en Comunicación Social, mención Relaciones Públicas por la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD). Diplomada en Periodismo Económico y Financiero en UCSD. Maestra de Ceremonias, Locutora y amante de la buena ortografía. ¡Definitivamente, escribir es un arte!