martes, mayo 21, 2024
InicioOpiniónTOMO LA PALABRA

TOMO LA PALABRA

DANILO CRUZ PICHARDO

Resultados irreversibles

Parece hacerse tarde para que las dos fuerzas más importantes de la oposición se pongan de acuerdo, formen coalición y procuren impedir la continuidad en el poder de Luis Abinader por cuatro años más, contando con más de 20 siglas partidarias reconocidas apoyándolo y todas las firmas encuestadoras creíbles otorgándole porcentajes que superan la requerida mayoría absoluta.

Sin perspectivas de alianzas en el nivel presidencial, porque esta es la fecha que desde el PLD y la Fuerza del Pueblo se sigue hablando de “segunda ronda,” ambas entidades podrían exponerse al desgaste o en el menor de los casos, al estancamiento. Hasta el momento el doctor Leonel Fernández se mantiene consolidado en el segundo lugar, pero a mucho más de 20 puntos por debajo de Luis Abinader, mientras Abel Martínez apenas alcanza los dos dígitos.

Los comicios municipales de febrero, sin embargo, son diferentes. Aunque el PRM luce favorito, en los lugares donde la oposición acuda unida habría competencia, además en este tipo de evento influye mucho el liderazgo local y solo las mediciones científicas, realizadas en febrero, podrían ofrecer un panorama detallado por la disputa de los ayuntamientos. Inclusive los liderazgos muy fuertes podrían imponerse en municipios pequeños, indistintamente de la entidad que los postule.

Si el PLD y la Fuerza del Pueblo hacen alianzas municipales inteligentes, apoyando a hombres y mujeres con arrastres propios, podrían obtener muchas alcaldías, lo que de ninguna manera sería un retrato adelantado de los resultados de mayo. En mayo la Fuerza del Pueblo y el PLD lograrían un buen número de diputados, aunque su sumatoria resultaría menor al total de curules ganadas por el PRM para la denominada Cámara Baja.

En el nivel senatorial es que la oposición la tiene difícil. Luis Abinader podría ganar en todas las provincias, lo que no ocurriría con los senadores, pero lo que se proyecta es que el PRM podría alcanzar entre 26 a 28 senadores, porque la pregunta obligada es: ¿en qué provincia no gana el partido de gobierno? El liderazgo local y regional influye y la oposición llevaría algunos candidatos comunes, pero de todas maneras no deja de ser difícil ganarle al Gobierno en una provincia entera, por lo menos con la correlación de fuerzas que se observa en la actualidad, lo que podría variar un poco de aquí a mayo, sin establecerse, porque no hay forma al momento, a favor de quién.

Sin Tapujos

Sin Tapujos

Sin Tapujos

Sin Tapujos