SIN TAPUJOS

0
459

DEFENSA Y SOLIDARIDAD

Frente a la gravedad e incertidumbre que bordean la inestabilidad social, política y económica del pueblo haitiano, los dominicanos están firmemente enfocados en la defensa de nuestros intereses nacionales.

Cada decisión del Gobierno es evaluada bajo el prisma de cómo evitar que intereses foráneos intenten imponernos decisiones que cuestionan nuestra condición de Estado soberano e independiente.

Los dominicanos entendemos que proteger nuestros intereses nacionales no significa aislamiento, sino la necesidad de mantener nuestras fronteras seguras mientras brindamos ayuda dentro de nuestras posibilidades.

La atención del pueblo dominicano está firmemente centrada en las acciones de nuestras autoridades frente a la situación en Haití. Cada paso dado es recibido con un fervor patriótico que refleja nuestra unidad y determinación de defender a toda costa lo que es nuestro.

Nuestro Gobierno ha adoptado una postura clara al enfatizar que la solución a la crisis haitiana requiere un esfuerzo concertado de la comunidad internacional.

Aunque mantenemos nuestra firmeza en la defensa de nuestra soberanía, también extendemos una mano amiga a Haití en estos tiempos difíciles.

Nuestra historia está marcada por la solidaridad, y en momentos como este es importante recordar esos valores fundamentales.

La crisis haitiana también nos brinda la oportunidad de demostrar ese lado sensible que hemos demostrado siempre que las circunstancias nos obligan.

Es por eso que la defensa de nuestros intereses nacionales se expresa como un faro de esperanza y solidaridad. Unidos en nuestro compromiso con la paz y la estabilidad en la región, avanzamos con determinación hacia un futuro mejor para todos.