Salud y vida

0
83

Alexitimia

El neologismo «alexitimia» proviene de las voces griegas a (sin), lexis (palabra) y thimos (afecto). Etimológicamente representa la “falta de palabras para las emociones” (a– la partícula negativa no, lexis- palabra o acción de hablar, thymos- * emoción).

Este término fue introducido en la bibliografía médica en 1972 por Sifneos. El descubrimiento de Sifneos fue obtenido mediante el estudio de los enfermos psicosomáticos con el método fenomenológico. Este ha sido su gran mérito

Las manifestaciones alexitímicas nucleares son cuatro, según explica Pedinielli (1992) en una de las primeras obras aparecidas en francés sobre la cuestión:

1) La incapacidad para expresar verbalmente las emociones o los sentimientos

2) La limitación de la vida imaginaria

3) La tendencia a recurrir a la acción para evitar y solucionar los conflictos 

4) La descripción detallada de los hechos, de los síntomas físicos, actividad del pensamiento orientada hacia preocupaciones concretas

La alexitimia se caracteriza por: 1) dificultad para identificar y describir sentimientos, 2) dificultad para distinguir los sentimientos de las sensaciones corporales y emocionales, 3) pobreza de la vida fantasmática y 4) un estilo cognitivo externamente orientado (concreto, utilitarista, literal, referido a acontecimientos externos) y un estilo de vida orientado a la acción

Como puede observarse, la alexitimia tiene como factor central un problema de la función simbólica, es decir, la incapacidad para expresar la dimensión inconsciente en palabras, ensueños y fantasías. Por estas características, es solamente a través de la somatización que el sujeto denuncia y puede dejar aparecer su estado emocional.