jueves, junio 20, 2024
InicioNacionalesMasacre: Aguas que aumentan la tensión de dos paises

Masacre: Aguas que aumentan la tensión de dos paises

El río Masacre sirve como límite fronterizo entre la República Dominicana y Haití desde 1776 y la cuenca es de tamaño reducido y se origina en la vertiente norte de la Cordillera Central.

En octubre de 1937, el dictador dominicano Rafael Trujillo perpetró un evento extremadamente brutal y poco conocido en la historia del Caribe, conocido como la Masacre del Perejil. En un intento de abordar lo que consideraba el «problema haitiano», Trujillo ordenó el asesinato de más de 30,000 haitianos, incluyendo hombres, mujeres y niños que vivían en la República Dominicana, la mayoría de ellos trabajando en condiciones de esclavitud en el campo.

La «invasión» haitiana se percibía como una amenaza seria para la sociedad dominicana en términos políticos, económicos y culturales, y Trujillo estaba decidido a ponerle fin. En cuestión de días, miles de haitianos fueron masacrados por las fuerzas militares y policiales dominicanas utilizando hachas, pistolas, cuchillos y palos, y sus cuerpos fueron arrojados al río Dajabón.

Se ha sugerido que el nombre «Masacre» se relaciona con esta masacre de Trujillo, pero es importante notar que 18 años antes de la masacre, en el Tratado de Delimitación Fronteriza entre la República Dominicana y Haití firmado en 1929, ya se mencionaba «Massacre» en francés como el nombre del cuerpo de agua.

En enero de 2013, la frontera experimentó una situación de gran tensión cuando miles de haitianos intentaron ingresar a territorio dominicano en busca de empleo. La historia compartida de la isla por ambos países está marcada por el deseo de los haitianos más desfavorecidos de encontrar un futuro digno en la República Dominicana.