sábado, junio 15, 2024
InicioInternacionalLa ciudad del romance es invadida por chinches en...

La ciudad del romance es invadida por chinches en áreas públicas

PARIS, FRANCIA.- Hace aproximadamente un mes, se encendieron las alarmas en los medios cuando varios usuarios los observaron apareciendo en los asientos del cine, grabaron videos y los compartieron en las redes sociales. Luego, la situación se manifestó en el transporte público, como el metro de París y algunos trenes de alta velocidad operados por SNCF. En los últimos días, incluso se han encontrado en las escuelas. La rápida propagación de parásitos similares a chinches en lugares públicos en pocas semanas ha generado temor, especialmente en la capital francesa, que se prepara para los Juegos Olímpicos.

Esta preocupación ha llegado a la esfera política, con la Alcaldía de París solicitando ayuda al Gobierno para eliminarlos. El ministro de Sanidad, Aurélien Rousseau, insta a no ceder al pánico, mientras que la primera ministra, Elisabeth Borne, admite que este problema es angustiante y promete medidas más enérgicas. El ministro de Transportes, Clément Beaune, se ha reunido con los operadores de transporte y ha señalado que no hay casos confirmados de chinches en el metro y los trenes franceses, a pesar de las fotos y testimonios en las redes, instando a evitar la psicosis.

Esta no es la primera vez que París enfrenta una oleada de estos insectos que se mueven con las personas, principalmente se adhieren a textiles como ropa y tapicerías, propagándose inadvertidamente. Durante el día, se esconden en colchones y somieres, alimentándose de sangre humana y causando problemas en la piel que el afectado solo nota más tarde.

Este problema ha afectado a uno de cada 10 hogares en Francia en los últimos años, según la agencia nacional de seguridad sanitaria (Anses). Hace unas semanas, se compartieron videos en las redes sociales que mostraban estos insectos en los asientos de las salas de cine, y la cadena afectada, UGC, respondió rápidamente afirmando que estaban tomando medidas de desinfección en sus salas. Poco después, la alarma se extendió al transporte público, a pesar de las afirmaciones de SNCF de que no tenían este problema en sus líneas, a pesar de las denuncias de los pasajeros que compartieron imágenes en las redes sociales. SNCF incluso reembolsó el dinero de los billetes a los afectados en un tren TGV.