lunes, mayo 20, 2024
InicioEn el EsteAccidentes causados por motoristas cobran vidas de munícipes valiosos...

Accidentes causados por motoristas cobran vidas de munícipes valiosos en La Romana

LA ROMANA. Las personas que se desplazan a pie o en vehículos, específicamente motocicletas, por las diferentes vías de La Romana, lo hacen sin saber en qué momento pueden ser víctimas de una colisión o un atropellamiento debido a un gran número de motoristas que han optado por correr a alta velocidad, calibrar el motor y circular sin luces, entre otras violaciones a la ley de tránsito.

La semana pasada, la comunidad del Municipio de Villa Hermosa en La Romana perdió a dos personas valiosas y ejemplares tras ser atropelladas por motoristas que circulaban calibrando y otros a alta velocidad. Como testifica el señor Jesús Ávila, padre de Yensy Jesús Ávila de 21 años, quien perdió la vida luego de ser embestido por otro motorista que emprendió la huida y cuya identidad aún no ha sido identificada.

El incidente ocurrió en la calle Matías Ramón Mella esquina Orlando Martínez, cuando el joven venía de su trabajo en una pasola y colisionó con otra persona que conducía una motocicleta a alta velocidad y que invadió el carril en el que circulaba Yensy sin mirar hacia ningún lado.

El padre de Yensy asegura que su hijo era un joven ejemplar, amado por la comunidad, dedicado a los estudios, al trabajo y a la superación personal. A pesar de su corta edad, había completado el bachillerato, realizado varios cursos técnicos, tenía dos empleos y estaba construyendo dos habitaciones sobre el segundo nivel de la casa de sus padres, donde residía.

Ávila, con lágrimas en los ojos, resalta lo valioso de su hijo, ya que en sus días u horas libres ayudaba a su madre, quien está enferma, limpiando la casa, lavando la ropa de todos y realizando todo tipo de quehaceres domésticos. Otro caso lamentable fue la muerte de la señora Elizabeth Morla de 46 años, quien también fue atropellada por otro motorista a pocas cuadras de su casa cuando regresaba de la iglesia.

La víctima falleció el martes en un hospital de Higüey, luego de permanecer varios días en estado de coma debido a los múltiples golpes recibidos por un motorista que también circulaba calibrando y a alta velocidad, según narra Elvin Herrera, hijo de la hoy occisa.