martes, junio 25, 2024
InicioEditorialNo echar más leña al fuego

No echar más leña al fuego

VERÓN. Importantes temas que gravitan sobre la sociedad dominicana son debatidos con una amplia participación de partidos políticos, empresarios y figuras del ámbito social, en el diálogo convocado por el presidente Luis Abinader, en el seno del Consejo Económico y Social.

El jefe de Estado confirmó que estará presente en la próxima ronda de discusiones, las cuales versan sobre 12 reformas institucionales que serán vitales para seguir avanzando hacia el desarrollo que todos aspiramos. Esta cita con la democracia no puede ser empañada por elementos que poco o nada aportan al debate de asuntos que son de interés nacional.

Y decimos esto, a propósito del incidente que vinculó a la Iglesia católica, a raíz de que el Gobierno no la invitó a ser parte del diálogo. Sería injusto negarle a la Iglesia el papel desempeñado como mediadora por excelencia de conflictos políticos y políticos-electorales de trascendencia histórica en nuestro país, además de sus grandes aportes al desarrollo social, cultural y religioso.

Pensamos que desde el Poder Ejecutivo se tiene esa misma valoración, por lo que entendemos que no responde a ninguna mala intención la idea de haber dejado fuera la delegación eclesiástica en este diálogo reformador. Fue, más bien, una decisión adoptada partiendo del criterio de que lo discutido a lo interno del Consejo Económico y Social son cuestiones meramente técnicas, en las que los sacerdotes no podrían tener una activa participación.

Las autoridades todavía lidian con la pandemia por el covid-19, con muertes, enfermos, deudas contraídas para aminorar su gran impacto y una extensa lista de demandas y promesas pendientes de cumplimiento. Entonces, no es el mejor momento para echar más leña al fuego, con el único fin de dañar lo que se pretende hacer bien.