Adiós al 2022

0
212

Llegó el momento de decir adiós al 2022, un año que nos regaló muchas oportunidades para mejorar en diversos ámbitos de la vida. Y que dejó buen sabor de boca en algunas personas que se propusieron ciertas metas y las lograron.

Desde luego que son muchos los pendientes que quedan por resolver, sobre todo deudas que el Gobierno ha acumulado con la población. Las provincias del Este no están exentas de esto, y permanecen a la espera de que importantes proyectos se concreticen para
el próximo 2023.

La ciudadanía aguarda por la mano amiga del Gobierno para disfrutar de obras prometidas en más de una ocasión. Por ejemplo, en el Este se requiere la terminación de tres hospitales de gran relevancia, el de Verón-Punta Cana y el de Las Lagunas de Nisibón, en La Altagracia, y el de Villa Hermosa, en La Romana.

También se gesta la esperanza de que de una vez y por todas se culmine la remodelación del hospital de San Pedro de Macorís, el Antonio Musa, y el de El Seibo, Teófilo Hernández. Es necesario quelas Unidades de Atención Primaria (UNAP) se equipen correctamente y que haya más ambulancias en los pueblos de esta región.

Con el huracán Fiona quedaron al desnudo algunas de las debilidades. Una de las más destacadas es la precaria situación de las escuelas. Hoy hay varios planteles que aún no se han rehabilitado.

El tema agua continúa siendo un dolor de cabeza. En la zona Este se requiere que se terminen los acueductos prometidos, como el de Miches, y que se empiecen otros que son de gran relevancia como es el de Verón-Punta Cana. La esperanza está puesta en que para este 2023 se complete cada una de esas promesas y que por fin se adecente la vida de miles de personas que aguardan por ello.