domingo, junio 16, 2024
InicioEconomíaLa comida sigue subiendo

La comida sigue subiendo

VERÓN. “¡Dios mío, pero todo está más caro ahora!”. Esta es una expresión que en los últimos días se ha vuelto muy común entre quienes acuden a los supermercados, colmados y abastos, y que además ve con gran preocupación como el presupuesto para adquirir los alimentos básicos se ha ido pulverizando.

Muchos economistas, sociólogos y políticos habían advertido en diciembre que el 2021 sería un año complicado, porque empezaría a sentirse el impacto real de la pandemia de la COVID- 19 en la economía, y los gobiernos a nivel mundial tendrían que administrar situaciones difíciles debido a que el virus sigue causando muertes y contagios.

La gestión gubernamental del presidente Luis Abinader tiene dos situaciones inmediatas que en estos momentos generan una enorme presión: el alza en los precios de la comida y el plan de vacunación contra el coronavirus. Según el Banco Central de la República Dominicana (BCRD) entre diciembre de 2020 y enero de 2021 la mayoría de los productos que conforman la canasta básica sufrieron variación hacia el alza, de acuerdo al Índice de Precio al Consumidor (IPC) por artículo que publica la institución reguladora.

En base a esto, el limón que el mes pasado concluyó con un 15.25 % más caro que en diciembre de 2020 es seguido por el aguacate (9.34 %), carne corriente de cerdo (6.93 %), pollo fresco (6.74 %), carne de cerdo (6.69 %), carne de aves (6.60 %), pepino (6.55 %) y carne molida de res (6.50 %). En su publicación, el ente emisor indica que el costo de la canasta familiar nacional se ubica en enero de 2021 en 37,293.53 pesos, un 2.06 % más que en el mes de octubre de 2020 cuando se encontraba en 36,540.61 pesos.

El Comité Nacional de Salarios (CNS) aprobó en 2019 un incremento salarial de un 14 % para los empleados del sector privado no sectorizado. Luego de ese aumento, el salario mínimo más alto del sector privado se ubicó en RD$17,610; las medianas empresas pagan un salario de RD$12,107 y las pequeñas empresas pasaron a pagar un salario de RD$9,411 a RD$10,728 tras el aumento del 14 %.

ALIMENTOS BÁSICOS

Varios de los productos que más preocupan a la población son pollo, huevos y plátanos. El pollo fresco proceso promediaba los 59 pesos la libra en enero de 2020 como precio máximo y a finales de febrero de este año la libra de pollo procesado ronda los 70 pesos, para una variación de 16.9 % más que la fecha anterior.

En el Distrito Verón-Punta Cana, en la provincia La Altagracia y cuya demarcación es la que más auge turístico tiene en el país, la libra de pollo llega hasta 73 pesos en buena parte de los supermercados y 75 en los colmados. En los mercados municipales de La Romana e Higüey la mayoría de los comercios expendedores de alimentosa la libra de pollo ronda entre los 60 y 70 pesos.

En el caso de los huevos, el precio ronda los 180 pesos como precio mínimo el cartón de 30 unidades. En enero de 2020, el precio promedio de los cartones de huevos de 30 unidades rondaba entre 147 y 150 pesos en supermercados. En los colmados, el valor unitario del huevo oscila entre los 8 y 9 pesos.

Los plátanos verdes rondan ahora los 23 pesos la unidad en enero de este 2021 y a finales de febrero en los supermercados ronda entre los 22 y 25 pesos. En los colmados, cada plátano verde o maduro tiene un valor de 25 pesos. José Ramírez, comerciante en El Seibo, admitió que ciertamente todos los artículos de la canasta básica están experimentando alzas.

Explicó que el saco de harina se vendía a mil 240 y que ahora está en mil 570 pesos. En el caso del aceite dijo que también registra incrementos, ya que se vendía a 380 y ahora está en 450 pesos. “Subieron las pastas, el arroz y otros artículos importantes. Esperamos que no sigan subiendo porque la perjudicada será la clase más desposeída. Aunque se subsidie la harina para los panaderos, se deberían ayudar a que se mantengan los precios y no haya tendencia a subir”, aseveró.

Según el comerciante del mercado municipal de Higüey, Juan Trinidad, el arroz se mantiene entre 28, 30 y más, dependiendo de la calidad, las habichuelas de 45 la negra y las javitas 50, igualmente dependiendo del tipo y la calidad. En cuanto a los vegetales y víveres, detalló que la lechuga está a 40 pesos, tomate a 40, la zanahoria entre 30 y 35 pesos la libra.

En su establecimiento, el pollo está entre 58 y 60, las gallinonas 60-65, la carne de res corriente está a 85 y 110 la de masa, el cerdo 90-59. Trinidad detalló que estos productos cárnicos, es decir, cerdo y res, han subido entre 10 y 15 %. En tanto los productos agrícolas, como el arroz ha subido entre un cinco y un ocho por ciento.

En La Romana, otros productos que han tenido un alza en los precios, además de las carnes, es el ajo, que pasó de estar a 115 pesos y ahora se consigue a 125. Mientras que los productos que han tenido una pequeña rebaja es el ají morrón que estaba a 80 y ahora se vende a 50 la libra y el plátano verde que paso de estar en 25 a 20 la unidad.

QUEJAS

Ana Vertilia, presidenta de la Asociación de Comités de Amas Consumidoras y Usuarias de Servicios, externó su preocupación ante la escalada alcista en los precios de artículos de la canasta básica. “Indudablemente que quienes nos vemos más afectadas somos las amas de casas, pues no es posible que estemos comprando el pollo hasta más de 70 pesos la libra y otros productos básicos también con subida en sus precios”, sostuvo.

A su juicio, la falta de fiscalización por parte de entidades como Proconsumidor constituye un detonante para que los supermercados y colmados incrementen el valor de la mercancía, lo cual incide negativamente en el consumidor y más aún en las amas de casas. “El pan, que es un producto que no puede faltar en nuestros hogares, está viniendo de mala calidad, ya que la materia prima que se utiliza en su elaboración no reúne los elementos nutricionales requeridos”, indicó Vertilia. Destacó que han externado sus quejas ante el Gobierno nacional, a los fines de que puedan elaborar políticas que estén orientadas a reducir los precios de la canasta básica. Ana Reyes, quien tiene un comedor en El Seibo, reveló que tendrá que cerrar su negocio, porque con lo que antes compraba con dos mil pesos, ahora le debe invertirle tres mil.

Denunció que no hay estabilidad en los precios, ya que subieron todo sin avisar, de modo que un día va y compra a cinco, pero al día siguiente lo encuentra en 10. Los ciudadanos que se dirigen a los mercados municipales a abastecerse de estos alimentos se quejan de las constantes alzas en los precios de los productos. Tal es el caso de la ama de casa, María Ubiera, en La Romana, quien asegura que “todos los días esto sube un chim más, los pobres no sabemos que hacer ya ni a donde ir.

Dios que meta su mano”. En ese tenor, Altagracia Jiménez, ama de casa de Higüey, dijo que esto le ha afectado de manera directa porque con lo que compraba productos de la canasta básica ahora solo puede comprar tres o dos, dependiendo de la cantidad.

Indicó que al pobre solo le queda morirse de hambre, que es un abuso subir todos los productos de consumo porque no hay empleo y las personas no están consiguiendo ni para comer y las ayudas del gobierno no se ven.

El Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep) alertó sobre las fluctuaciones de los precios mundiales de materias primas y alimentos, que la pasada semana alcanzaron su nivel más alto en los últimos años, y los efectos que esto podría tener en la inflación y escasez de algunos productos.