Ahorrar es un “arte” que transforma vidas, pero no siempre resulta una tarea sencilla

0
253

Por: Patricia Pérez

Ahorrar se considera reservar parte de los ingresos actuales para asegurar el futuro, un ejercicio que no resulta sencillo para el cerebro.

Algunos expertos aconsejan una buena planificación, asesorarse bien y ser conscientes de que los ingresos y los gastos varían en las distintas etapas de la vida.

Tomar conciencia de la importancia del ahorro es esencial para mantener una buena salud financiera.

Existen diversos tipos de ahorro, así como varios instrumentos financieros destinados a incentivar el ahorro que se pretende incrementar.

Uno de estos es el ahorro privado, según la BBVA. Este tipo de ahorro es realizado por organizaciones privadas que no pertenecen al Estado.

En este grupo se incluyen las familias, instituciones sin ánimo de lucro y empresas. El ahorro de una empresa privada equivale a su beneficio menos la parte que reparte entre sus propietarios o accionistas en forma de dividendos o participación en beneficios.

También está el ahorro público, protagonizado por el Estado, el cual recibe ingresos a través de impuestos y otras actividades, a la vez que gasta en inversión social, infraestructura (carreteras, puentes, escuelas, hospitales, por ejemplo), educación o justicia, entre otras partidas.

Si un Estado logra ahorrar, significa que sus ingresos son mayores que sus gastos y presenta un superávit fiscal; el caso contrario supone un déficit fiscal. En cuanto a las tácticas para un buen ahorro, los expertos recomiendan dividir los ingresos mensuales.

La mitad, es decir, el 50%, debe destinarse a cubrir las necesidades básicas. El 20% se destinará al ahorro y el 30% restante a gastos previstos o caprichos. Otras tácticas incluyen registrar los gastos, incluir los ahorros en el presupuesto de cada mes, buscar la manera de recortar los gastos y establecer metas de ahorro. Según datos de la Superintendencia de Bancos (SB), el 53.4% de las captaciones del público corresponde a personas físicas, mientras que el 46.6% es de empresas.

 El informe «Tendencias del Ahorro en República Dominicana: Perspectivas desde las captaciones del sistema financiero 2022», publicado este año, destaca que los hogares son los principales depositantes, con el 52.4% del total de las captaciones. En septiembre de 2023, el sistema financiero dominicano registró RD$2.5 billones en ahorros.

De esta suma, RD$2.4 billones pertenecen a cuentas activas, mientras que RD$72,470 millones están afectados por garantías, según la SB. Además, RD$27,161 millones están vinculados a fondos embargados, y RD$8,740 millones corresponden a clientes fallecidos. Por otro lado, se identificaron cuentas inactivas de tres a 10 años que suman RD$7,096 millones y cuentas abandonadas que ascienden a RD$350 millones.