Pluma del Este

0
167

Parada de la Cultura de Santo Domingo Este; un buen fin para una obra impopular

(Elisa Mercedes/Especial para El Tiempo) Durante varios años el pueblo dominicano fue testigo de una lucha de medición de fuerza, en una primera fase con sectores organizados de Santo Domingo Este, con el ex diputado Manuel Jiménez al frente, quien, meses después se convirtió en alcalde del municipio, haciendo que la lucha fuera entonces entre dos gobiernos; el municipal de Santo Domingo Este y el central, presidido en aquel momento por Danilo Medina, por la construcción de la llamada Parada de Autobuses del Este, en el área del Parque Nacional Los Tres Ojos.

La citada obra tenía tantos sectores en contra que hasta la justicia dominicana dio su veredicto demandando la paralización de los trabajos de construcción hasta tanto se realizaran los estudios y se obtuvieran los permisos pertinentes, mediante la evacuación de la sentencia 030-04-2018-SSEN-00348, el primero de octubre de 2018, la que luego fue confirmada por el Tribunal Constitucional.

La tozudez del Gobierno central de aquel momento fue tan notoria que pese al veredicto de estos importantes tribunales de la República y por encima de todo, la obra fue continuada hasta su inauguración el 7 de agosto del año 2020. La misma perseguía albergar las estaciones de Autobuses desde Santo Domingo hacia 22 poblaciones de las provincias El Seibo, La Altagracia, La Romana, San Pedro de Macorís y Hato Mayor, para evitar que las guaguas penetraran al Distrito Nacional y así disminuir los entaponamientos de vehículos.

Tras la inauguración de la controversial Parada del Este a un costo superior a los 700 millones de pesos, de acuerdo a una publicación de El Caribe, del 6 de abril del 2021, la obra quedó abandonada por más de un año hasta que el espacio fue objeto de una nueva intervención para convertirle en la Parada de la Cultura de Santo Domingo Este.

Satisface saber que, pese a la construcción de la debatida edificación, otros fines han sido concebidos para la misma, convirtiéndose hoy día en la nueva extensión del Instituto Tecnológico de Las Américas (ITLA) en el municipio de Santo Domingo Este, un buen fin para una obra a todas luces impopular como fue la natimuerta Parada de Autobuses del Este.