lunes, junio 17, 2024
InicioColaboracionesColumna pluma del Este

Columna pluma del Este

De caña, cacao y leche

¿Qué gobierno se casará con la gloria promoviendo la agroindustria en El Seibo?

(Elisa Mercedes/Especial para El Tiempo) La provincia de El Seibo es considerada una de las más productivas de toda la región Este del país en cuanto a la agropecuaria se refiere. La vida, para la mayor parte de los seibanos, está en la zona rural, en la que se produce cacao, caña, leche, café, víveres y frutales. Los campos seibanos son, sencillamente ricos, aunque el pueblo sigue siendo pobre.

Razones muy poderosas inciden en esto. El latifundismo, por ejemplo, es muy fuerte, todavía la mayor parte de la tierra sigue estando en manos de dos o tres con apellidos sonoros, mientras una gran mayoría de personas que residen en las demarcaciones rurales lo hacen a duras penas, echando días en las fincas de los más pudientes, motoconchando o haciendo cualquier otra actividad. 

Otra de las razones que inciden para que la provincia se mantenga en la pobreza es la falta de espacios procesadores de la materia prima producida, creando con ello fuentes de empleo para todos. La noticia de que El Seibo produce alrededor de 150 mil litros diarios de leche, es muy buena y revela que realmente la provincia tiene, con ese rubro, un gran potencial, pero de igual manera, saber que producimos el mejor cacao del mundo llena indefectiblemente de orgullo a los nacidos bajo la serie 25.

Así mismo, saber que un porcentaje importante de la caña que muele el Central Romana proviene de la tierra seibana, nos alienta, pero es riqueza que se produce para otros y es generadora de más pobreza en los bateyes. 

El Seibo produce mucho, pero para hacer ricos a otros y aunque la producción agropecuaria sostiene económicamente y de alguna manera al pueblo por la dinámica económica, realmente debería ser mayor esta riqueza para sus habitantes. 

Los gobiernos que han dirigido los destinos de la nación en los últimos 25 años han venido a esta provincia y han escuchado sus necesidades más no han hecho nada o muy poco para revertir esta injusta realidad. Todavía no ha habido un gobierno que se case con la gloria promoviendo la agroindustria en El Seibo para que su gente pueda tener mejor calidad de vida a partir de lo que allí se produce. ¿O es que sectores han maniobrado para que El Seibo siga pobre?