sábado, mayo 25, 2024
InicioColaboracionesHablemos de fitness: Adicción a los carbohidratos

Hablemos de fitness: Adicción a los carbohidratos

(Mónica Aybar/Especial para El Tiempo) Si eres de los que se no pueden ver un pan sin que se les haga agua la boca. Si no puedes pasar un día sin comer arroz o pastas y cuando los comes, sientes que no puedes parar. Si siempre necesitas algo dulce al alcance, si tomas muy poca agua durante el día… tienes adicción a los carbohidratos.

Para que tengas una idea, una adicción, es una enfermedad crónica y recurrente del cerebro. Se basa en la búsqueda del alivio a través del consumo o uso de sustancias u otras conductas similares. El desarrollo de esta conducta implica para la persona adicta la incapacidad de controlarlo, dificultad para abstenerse, deseo del consumo, disminución del reconocimiento de los problemas derivados de la adicción y en las relaciones interpersonales, así como una respuesta emocional disfuncional.

Ahora bien, ¿Qué son los carbohidratos? Los carbohidratos, hidratos de carbono o glúcidos, son moléculas de azúcar. Hay 3 tipos de carbohidratos: azúcares, almidones, fibras.Junto con las proteínas y las grasas, los carbohidratos son uno de los tres nutrientes principales que se encuentran en alimentos y bebidas.

Los carbohidratos son los encargados de elevar la glucosa en sangre y así dotar nuestro cuerpo de energía para su utilización inmediata. También los carbohidratos pueden dividirse en simples o complejos, dependiendo de su composición. Mientras menos fibra contengan más simples serán. 

¿Y cuál es la diferencia entre uno y otro? La fibra hace que el cuerpo tome más tiempo en metabolizarlos, lo que, a su vez, elevará menos la glucosa. En cambio, los simples, con menos o casi nada de fibra, serán absorbidos y sintetizados de inmediato y elevarán nuestra glucosa muy rápido en poco tiempo. 

Y son estos, los simples, (pan blanco, arroz blanco, pasta, jugos, dulces, etc), son los que generan adicción. Por eso, si usted desayunó hoy jugo de fruta con pan, puede estar seguro de que en la tarde tendrá ansiedad por algo dulce o a base de harina refinada. Esto se debe a que su glucosa subió muy rápido en la mañana y luego tendrá un bajón por la tarde. 

¡Pero no todo está perdido! Si quieres salir de la adicción de los carbohidratos, sustituye pan, arroz, y pasta por opciones integrales. Cambie jugo por frutas y empiece a tomar mínimo 2 litros de agua al día.  Recuerde, no es pasar hambre, es elegir mejor nuestros alimentos y sus cantidades.