¡Inverosímil!

0
8

Resulta más que increíble de creer la denuncia que hiciera un ciudadano estos días cuando, tras ocurrir un apagón en El Seibo, el hospital Teófilo Hernández se quedó sin energía eléctrica. Ese día, un joven se cortó en un dedo y tuvieron que usar celulares y velas. Se sabe que el Servicio Nacional de Salud (SNS) facilitó una planta, pero ¡carambas, qué infortunio tan grande le ha tocado a este pueblo!