Viernes Negro, ¿Ofertas reales o trampas disfrazadas?

0
59

PUNTA CANA. Se conoce como Viernes Negro al día que inaugura la temporada de compras navideñas, con significativas rebajas en muchas tiendas minoristas y grandes almacenes. 

Es una tradición que se celebra luego del Día de Acción de Gracias en Estados Unidos, aunque al igual que muchas naciones del mundo Republica Dominicana ha acogido esta celebración, y normalmente empiezan a anunciar sus ofertas desde principios del mes de noviembre hasta que culmina. 

BALANZA 

José Polanco, economista.

Según explica el economista José Polanco, son muchos los testimonios de personas que esperan estas ofertas para comprar a precio de “ganga” artículos que en ocasiones necesitan, y otros que solo se vieron tentados por los excelentes precios que exhiben los productos ese día. 

“Nuestra recomendación va dirigida a que tome decisiones inteligentes, no compre lo que no es necesario, solo comprometa flujos futuros en caso de tener la garantía de ser recibido. Aplique la regla de costo de oportunidad, la cual se fundamenta en validar si el descuento recibido es mayor al costo del dinero comprometido. Si esta ecuación le da negativa, entonces no está tomando una buena decisión”, manifiesta Polanco. 

Polanco indica que es importante hacerse la pregunta sobre si este dinero consumido para el Viernes Negro fue previamente ahorrado, cómo se afectaron las finanzas familiares luego de realizar estas compras. Dijo que para ello basta revisar las estadísticas de préstamos de consumo vía tarjetas de crédito. “Si observamos el crecimiento, se verifica un crecimiento de 2,467 millones de noviembre 2020 respecto a octubre 2020”, puntualiza Polanco. 

APROVECHAMIENTO 

En el Viernes Negro, las ofertas y descuentos se encuentran en los locales físicos y en las páginas web de los comercios. Otra ventaja de ese día, es que este tipo de descuentos benefician a los usuarios por las ofertas, al mismo tiempo que se pueden ahorrar más dinero. 

Cada vez son más numerosos los vendedores que se apuntan a esta tendencia y el Viernes Negro es una oportunidad que marca el inicio de la temporada navideña. 

Al estar cerca la Navidad, mucha gente puede hacer sus compras navideñas. Las ofertas varían desde juguetes para los más pequeños, hasta diversos tipos de enseres y productos para las personas y el hogar, a un precio mucho más reducido. Además, al comprarlos de manera anticipada se evita que ocurra algo habitual en navidades, como que se agoten los productos. 

DESVENTAJAS 

Pese a los beneficios de esta festividad para los usuarios, son más las desventajas. Uno de ellas es el engaño en que incurren algunos comercios. El economista José Polanco afirma que respecto a la veracidad de estos descuentos, compradores acuciosos han reportado que previo a estos días los precios en algunos comercios son incrementados para luego aparentar descuentos que solo hacen llevar el precio a su valor original. 

A pesar de esto, es un día importante en ventas y cada año se establece un nuevo récord en ventas en esa fecha. En el Viernes Negro confluirán enfermos compradores y compradores enfermos, y la definición de unos y de otros dependerá de su grado de adicción a las compras. 

Pero los mensajes que emiten los ofertantes van dirigidos a todo el mundo, como si fueran todos ricos, sanos, razonables y con unos hábitos y comportamientos saludables. 

Esta jornada ocasiona gran perjuicio a los que padecen la llamada “oniomanía” o compra compulsiva que, según describen Boermans & Egger (2010), sufren individuos que sienten una irrefrenable necesidad urgente de adquirir cosas, con independencia de su nivel económico o poder de compra. 

El Viernes Negro es para estas personas la excusa perfecta para dejarse llevar por el impulso comprador; una puerta abierta al desarrollo de esta patología, que en los últimos 30 a 40 años se ha incrementado notablemente, según apunta el estudio. Puede generar adicción a la compra hasta en las personas aparentemente sanas. 

Se debe tomar conciencia sobre si la compra que efectuamos responde a la satisfacción de una necesidad física, emocional o de desequilibrio mental. Porque ese viernes de oferta constituye para algunas personas una ocasión de evadirse del dolor habitual, del sufrimiento que padece una parte de la población, ocasionada por factores del entorno, y que se evade comprando. 

AÑO ATÍPICO 

En el 2020, según datos del Banco Central de República Dominicana se transaron, entre los días 27 al 29 de no- viembre, RD$5,947.9 millones.

Para los pequeños y medianos establecimientos, realizar las ofertas de Viernes Negro, en un año en el que empiezan a ver cierta recuperación luego de meses difíciles por el coronavirus, es una tarea difícil. 

Luís Martínez, propietario del establecimiento Cethi, ubicado en Friusa (Bávaro) y está dedicado a la venta de equipos y material de oficina, explicó que el Viernes Negro será aprovechado para beneficiar a sus clientes tanto tradicionales como nuevos. 

“Ahora mismo el Black Friday llega en untando de recuperarnos, pero la empresa hace un esfuerzo ya que ese día se celebra una vez al año”, indicó. 

Martínez expresó que en años anteriores se unían a las ofertas de ese día y “nos ha ido bien, pues beneficiamos a los clientes”. 

A su juicio, el Viernes Negro haría más competitivo su establecimiento y sería más atractivo para un público interesado en los materiales que comercializan. 

En un recorrido que hizo este medio por locales ubicados en sectores como Friusa, Verón y plazas comerciales de Bávaro, los anuncios de Viernes Negro ya se estaban colocando y por tanto anunciaban las ofertas que tienen previsto ejecutar. 

María Hernández, encargada de la tienda de ropa María Boutique, en Verón, manifestó que para este Viernes Negro habrá rebajas en la mercancía disponible, pero no será mucho lo que puedan minimizar en los precios. 

“Nos vamos a unir bajando el valor de la ropa por los menos en un 20 o 25%. Lo hacemos con esfuerzo, pues la pandemia nos ha golpeado y tales efectos todavía lo estamos sintiendo”, agregó. 

En el 2020, según datos del Banco Central de República Dominicana se transaron, entre los días 27 al 29 de noviembre, RD$5,947.9 millones, para un incremento RD$610.8 millones, un 11.4% con respecto al año 2019. Esas transacciones fueron hechas con tarjetas se realizaron con tarjetas de crédito, débito y prepagadas, de acuerdo con informes de la entidad monetaria. 

El año pasado, el monto de transacciones con tarjetas en el Viernes Negro superó con creces las transacciones registradas para las festividades de los padres y las madres, que fueron de RD$4,672.4 millones y RD$3,311.7 millones, respectivamente”, según indicó el BCRD en ese momento. La celebración del Viernes Negro como el Cyber Monday (Cyber Lunes) que es el lunes siguiente a esa celebración se ha constituido en una actividad dinamizadora del comercio a nivel mundial. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here