Luego de 30 años de extinción, recuperan una flor que creció solo en New York

0
102

PUNTA CANA, RD. Los medios de comunicación ingleses están entusiasmados con la noticia del primer «evento de extinción» en el que una flor silvestre amarilla única en el noreste de Inglaterra volvió a la vida.

Extinta desde 1991, la hierba de York logró sobrevivir gracias a un puñado de semillas que se desprendieron de tres especímenes en macetas en el alféizar de una ventana en la Universidad de York.

Almacenado en el Millennium Seed Bank en Kew Gardens, los botánicos de Natural England organizaron una resurrección para la hierba de York después de recibir la noticia de que las semillas estaban llegando al final de su vida útil.

Se construyó un invernadero de plástico para el experimento en el Vivero de Plantas Británicas Raras en Gales, y gracias en gran parte a su excelente fecundidad, 98 de las 100 semillas germinaron, y pronto, esos tres sobrevivientes en el alféizar de una ventana habían pasado sus genes a literalmente miles de descendientes, tres décadas enteras después de su muerte.

“Es una margarita amarilla sonriente y de aspecto feliz y es una especie de la que tenemos responsabilidad internacional”, dijo Alex Prendergast, especialista sénior en plantas vasculares de Natural England. “También tiene un valor importante como polinizador y planta de néctar en la zona porque florece casi todos los meses del año”.