martes, mayo 28, 2024
InicioVariedadesLos vinos espumosos turcos se asoman de nuevo al...

Los vinos espumosos turcos se asoman de nuevo al mundo

TURQUIA3.- De la mano de productores audaces que apuestan por cepas autóctonas, los vinos espumosos turcos están abriéndose paso en Turquía y otros países.

Una apuesta exitosa y nada fácil en un principio, ya que Turquía había perdido desde hace casi un siglo su reputación de gran país productor de vinos, basada en una tradición milenaria.

«Nuestra producción se agota muy rápidamente. No alcanzamos a satisfacer la creciente demanda. Sobre todo ahora que se acerca el Año Nuevo», asegura Candas Misir, director de la bodega Vinkara, que en 2009 fue la primera en producir espumosos, blancos y rosados, utilizando el método de champaña tradicional, en sus viñas de Kalecik, a 80 kilómetros de Ankara.

Desde entonces, otros viñedos turcos siguen sus pasos y ofrecen bruts que recuerdan al famoso champán francés, aunque no pueden utilizar la denominación de origen, que es ultracontrolada, a pesar de que la elaboran con los mismos criterios.

«Al principio tuvimos una acogida muy reservada. La gente se preguntaba: ¿Qué es eso de un vino espumoso turco?», recuerda Misir.

«Pero una sola degustación basta para que estos prejuicios desaparezcan», sonríe.

Ofreciendo un aroma muy floral con notas afrutadas, que recuerda a los espumosos de la región francesa de Alsacia, «Yasasin» (que significa «¡Viva!» en turco) ganó la medalla de oro en 2020 en el concurso ‘Efervescentes del Mundo’, organizado en Francia.