La Ruta del Salmón, un turismo cada vez más interesante

0
327

PUNTA CANA. El salmón es un pez que despierta el interés de muchas personas a nivel mundial, por el espectáculo que ofrece en el ciclo de su vida, en el que debe desovar.

El ciclo vital del salmón es bastante controversial y, ciertamente, ha recibido mucha más atención popular. Los salmones son anádromos, o sea que corre hacia arriba, esto significa que pasan su vida adulta en el mar, pero vuelven al agua dulce para desovar.

El salmón del Atlático (Salmo salar) y el salmón del Pacífico (seis especies del género Oncorbyncbus) realizan esta migración, pero hay importantes diferencias entre las siete especies. Salmón del Pacífico Oncorhynchus nerka.

El salmón del Atlántico puede realizar varios viajes río arriba para la puesta. Este puede criar en ambos lados del Atlántico norte. Migra a través del océano, principalmente por Groenlandia, hasta volver a los ríos desde Nueva Inglaterra hasta Portugal, y sobrevive a veces después del desove y regresa al océano. Algunas hembras han hecho hasta cuatro viajes, lo que resulta bastante impresionante. Las seis especies del salmón del Pacífico, hacen cada una un único viaje para la puesta, después del cual mueren.

El salmón freza en lechos de grava limpia en aguas someras, seguidamente la hembra excava un nido superficial en el que deposita sus óvulos.

Estos son fecundados por el macho y cubiertos con grava, después de defender el nido durante un tiempo, el salmón muere. Después de la eclosión, el salmón joven puede volver al mar inmediatamente como el salmón rosado. Los jóvenes de otras especies permanecen en el agua dulce durante algún tiempo, como el salmón «sockeye». El salmón «kokanee», una raza de esta especie, no migra en absoluto al mar.

Se dice que el instituto de orientación es bastante infalible. Recorre muchos kilómetros a través del Pacífico durante aproximadamente cuatro años, en donde aumenta de peso de 2 a 5kg; entonces vuelve fielmente a desovar en las cabeceras de los ríos de sus padres. Algunas veces suelen extraviarse, lo que puede resultar importante para aumentar el flujo genético y la colonización de nuevos ríos.

Algunos experimentos han demostrado que el regreso del salmón río arriba está guiado por el olor característico de sus padres. Cuando los salmones alcanzan el lugar en donde sus padres frezaron (donde ellos mismos nacieron), se aparean y finalmente, mueren.

Otros acuden a la Ruta del Salmón con la finalidad de atrapar algunos y comer su carne, actividad muchas veces prohibida.

En torno a este espectáculo de la naturaleza, países del pacífico han organizado rutas turísticas para el avistamiento de los salmones en su recorrido, generando millones de euros.

Fuente Stemeet