viernes, julio 19, 2024
InicioVariedadesElaboran una lechuga modificada genéticamente que fortalece los huesos

Elaboran una lechuga modificada genéticamente que fortalece los huesos

PUNTA CANA.- Varios bioquímicos crean una lechuga alterada genéticamente que ayuda a los huesos. La intención es poder hacer cultivos en el espacio, pues los astronautas padecen de enfermedades por la ausencia de calcio.

El secreto estuvo es usar una variante de la hormona paratiroidea (PTH), la cual es eficaz para mejorar el metabolismo del calcio y fósforo en el cuerpo humano. Por lo tanto, esta lechuga ayuda a la formación de huesos.

Una investigación ideada para los viajeros espaciales. Uno de los problemas de los astronautas es que no tienen fuentes de calcio ni de otros requerimientos alimenticios. Por lo tanto, tienen problemas en los huesos.

La ausencia de gravedad reduce la masa ósea de los tripulantes. Es asunto de salud que afecta a estas tripulaciones. Incluso, limita su estadía en misiones espaciales, ya que padecen una fuerte osteoporosis.

Las semillas de las lechugas, además, son muy resistentes. Pueden ser trasladadas al espacio sin inconvenientes. No se deterioran y pueden almacenarse por bastante tiempo. Lo interesante es que se cultivan en estas condiciones.

En la actualidad, los astronautas deben hacer una rutina diaria de ejercicios para evitar la pérdida ósea. No obstante, no es suficiente. Por ejemplo, para viajar a Marte se requiere un viaje largo y delicado para la tripulación.

Para tener una idea: se pierde un 1% de calcio por cada mes en el espacio. Una misión a Marte debe durar unos tres años. ¡Sería un 36% de daño al esqueleto! Una situación que causaría fragilidad y fracturas.

La pérdida ósea sería demasiado grande en un viaje al planeta rojo. En tal sentido, la estrategia de llevar alimentos que mejoren el metabolismo de los huesos es una gran ayuda, ya que de este modo se surcarían grandes distancias.

Para el año 2030 se están planificando viajes al planeta Marte. Por eso, ya se han adelantado intentos de sembrar estas lechugas en la Estación Espacial Internacional. Sería una reserva para las tripulaciones de astronautas.

Han sido creadas para un ambiente sin gravedad, pero todo parece indicar que se siembran sin problemas en la Tierra. Por lo tanto, serían un excelente alimento que evitaría problemas de osteoporosis en los humanos.

Por ejemplo, serían muy recomendadas en personas de tercera. No obstante, se recomienda comerlas desde la juventud. De esa manera, el metabolismo se blinda con suficientes cantidades de calcio para la estructura ósea.