domingo, julio 14, 2024
InicioVariedadesCómo ayudar a los niños en la educación a...

Cómo ayudar a los niños en la educación a distancia

Lo primero es impregnarse de las aplicaciones y entornos educativos virtuales para así comprender como funcionan. Si bien es frecuente que cuenten con interfaces intuitivas que facilitan el acceso, cada plataforma educativa tiene su diseño y su lógica. Habrá que investigar y pinchar los elementos para entonces aprender a hacer uso de ellas.

Si aún no has investigado, una opción muy sencilla e intuitiva es Classroom, la plataforma educativa de Google. Ésta cuenta con un sistema de tablones online de fácil uso que representan los diferentes usos. Edmodo es otro de los entornos educativos virtuales de mayor uso pues también es muy fácil y sencillo.

Blackboard es algo más complejo aunque también muy práctico si se trata de cursos de mayor complejidad. Schoology es recomendable para jardín de infancia y nivel primario. También es posible realizar reuniones virtuales online a través de Zoom, una de las app más populares para este tipo de encuentros a distancia. Si la escuela no propone una herramienta, puedes sugerir algunas de estas alternativas.

LA CLAVE DE LA EDUCACIÓN A DISTANCIA ES LA INDEPENDENCIA

Una vez que conoces el funcionamiento de los sitios y aplicaciones educativas, es momento de acomodar horarios y rutinas en casa para así hacer más efectivo el aprendizaje online. Recuerda que estudiar en casa de forma remota exige disciplina y responsabilidad.

Puedes ayudar a los niños a comprender que no se trata de un tiempo de vacaciones organizando el tiempo y el espacio el hogar. Los niños pueden estudiar en un horario específico y en un lugar específico de la casa, como puede ser la mesa del salón.

El establecer una rutina es importante a la hora de ayudar con la educación a distancia pues de esta forma crearás un hábito para que los niños tomen en serio la tarea y la responsabilidad de entregarla a tiempo. Si bien no estarán asistiendo a la escuela comenzarán a sentir la responsabilidad de participar de las clases, cumplir con los trabajos y demás obligaciones.

Otra manera de ayudar a los niños con la educación virtual es ayudándolos a ganar independencia, en especial si son niños mayores. Si bien es bueno que los padres acompañen en la educación a distancia, es importante que sean los niños los que dominen el entorno educativo en el que trabajan, que sean ellos los responsables de recordar fechas de entregas y realicen las consultas al maestro.

Se recomienda que los padres interactúen con los maestros sólo cuando se trata de problemas técnicos relacionados con la aplicación o el sitio. También si el niño no puede cumplir con los trabajos por una razón específica de peso. Alienta a tu hijo para que pueda resolver los problemas vinculados a la educación virtual pues así ganará una independencia que le servirá a futuro, en especial teniendo en cuenta que el teletrabajo es una tendencia en alza.