Pasos para salir de tu duda y tomar una decisión

0
215

VERÓN. La duda es algo totalmente normal en las personas; aunque si tienes altos niveles de ansiedad es probable que dudes más de lo normal. ¿Por qué dudamos?

1.- Por miedo a equivocarte, a perder una oportunidad, a que las cosas no sean como antes, a ser juzgado, a lo que pueda pasar, a lo que los demás puedan pensar, a tomar las riendas de tus acciones diarias junto con sus consecuencias, a salir lastimado, a quedarte solo.

2.- Por recibir nueva información que no encaja con la información previa que tienes, información que no te gusta, o inclusive que te parece amenazante, y te hace dudar de lo que creías y pensabas.

3.- Por exceso de racionalización quieres encontrar el hilo negro, te pierdes en la textura de cada decisión que quieres tomar, le das más importancia de la que tiene, crees que es de vida o muerte esa decisión que tienes que tomar. Los 5 pasos que considero efectivos y necesarios para salir de la duda son:
1.- Acepta que te encuentras dudoso sobre algo, que es normal dudar, que no por dudar eres menos capaz o inteligente o sano, y que es momento de encaminarte a tomar una decisión, identifica el miedo detrás de esa duda, preguntándote “¿qué es lo peor que podría pasar?” identifica lo irracional de ese miedo, y dedícate a averiguar si es cierto que eso que temes pueda pasar, (esto bajará tu presión a ti mismo y te permitirá ver las cosas y sentir con mayor claridad)

2.- Haz una lista de ventajas y desventajas de las opciones que tienes en mente o de lo que estás dudando, pues si tienes que optar por algo, seguramente estarás recibiendo ciertas ventajas pero de la misma manera, encontrarás desventajas, lo importante es que las ventajas sean mayores o más importantes para ti que las desventajas. ( el ser consciente de las desventajas te permitirá bajar el miedo a ellas, atrévete a considerarte apto para hacerles frente).

3.- Intenta bajar la racionalización excesiva, y contacta con tu emoción y con tu sentir. Para hacer esto, visualiza las diferentes situaciones u opciones que están pasando por tu mente, ubícate ahí, e intenta sentir cuál te da más paz, en cuál te sientes más tranquilo. (muchas veces todas esas cosas que piensas sobre lo que dudas no es verdad, no te consta, son miedos infundados, no desgastes energía y pensamientos en eso, no te creas tan poderoso como para saber todas las consecuencias de lo que tu decisión pueda traer, simplemente decide momento a momento)

4.- Armate de valor. Acude a tu fuerza interior, a tu poder como persona, y ACTÚA esa decisión que deseas. CONFÍA en que decidas lo que decidas, todo estará bien (la que tú deseas, sin tomar en cuenta opiniones de los demás o pensar en lo que puedan pensar los demás una vez que lo decidas)

5.- Date la oportunidad de vivir bajo esa decisión, y no te culpes o castigues si no fue lo que querías, siempre puedes regresar a tomar una nueva decisión, o a retomar el camino (aunque salirse del camino es parte del mismo). Y ya como tip, las personas con ansiedad, estamos en el miedo constantemente, y lo contrario al miedo es el valor. Entonces, si estás dudando… ármate de valor, y haz lo que en el fondo de ti sabes que quieres hacer.